Asesinaron a vendedor de comidas rápidas, su hijastro quedó herido

La acción criminal se presentó a la altura de la carrera 57, momentos en que la víctima se encontraba preparando varios pedidos y dos sujetos en moto, se estacionaron en el lugar y lo acribillaron a balazos.   

La inseguridad en Santa Marta está desbordada y prueba de ello son los hechos violentos que vienen ocurriendo a diario en distintos puntos de la ciudad, muy a pesar que las autoridades han fortalecido la vigilancia y los controles. A la fecha, según las estadísticas de los defensores de derechos humanos y expertos en seguridad, van 102 asesinatos con armas de fuego en el presente año.

El reciente hecho criminal que puso en jaque de nuevo la seguridad de los samarios, se presentó en el barrio Luis Crlos Galán, al nororiente de Santa Marta, luego que pistoleros armados acribillaran a balazos a un hombre y una bala perdida hirió a un menor de edad.

La víctima de este hecho criminal fue reportada por las autoridades como Eduardo José Jiménez Serna, de 41 años, oriundo de Pivijay, Magdalena, de ocupación soldador y dedicado a venta de comidas rápidas en la zona se presentó el caso. En medio del hecho resultó herido Jesús Daniel Díaz Alvarado, un estudiante de 14 años de edad, hijastro de Jiménez Serna, quien fue alcanzado por las balas perdidas a la altura de la mano izquierda.

ASÍ FUE EL CRIMEN

Según la información suministrada por la Policía Metropolitana de Santa Marta, el caso se produjo alrededor de la 9:30 de la noche, en el sector de la carrera 57 #10-54, donde funciona una chatarrería y un taller de soldadura en el día, mientras que en la noche venta de comidas rápidas.  La versión de la compañera sentimental de la víctima señala que se encontraban sentados en la parte externa del negocio de comida, cuando llegaron dos sujetos a bordo de una motocicleta y el parrillero desenfundó un arma de fuego, e impacta a su pareja y posteriormente una de las balas perdidas alcanza al menor de edad.

Tras lograr su cometido, presuntamente el sicario corrió varios metros, abordó una motocicleta que lo esperaba y huyó con rumbo desconocido, mientras que las personas que presenciaron el homicidio trataron de auxiliar a las víctimas que cayeron malheridas al asfalto.

LLEVADO A LA CLÍNICA 

Ante la situación, el afectado fue trasladado por sus familiares a la clínica Los Nogales, pero galenos en turno confirmaron su deceso minutos después de ser ingresado producto de la herida en la cabeza. Mientras que el menor, también herido en el atentado por una bala en la mano, fue llevado a la sala de urgencias de la clínica La Milagrosa, donde recibió valoración y quedó bajo observación de médicos especialistas.

 VÍCTIMA TENÍA ANTECEDENTES  

El comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta a cargo del coronel Óscar Solarte, dio a conocer a través de un informe que la víctima de este atentado, es decir Eduardo Jiménez, registraba tres anotaciones judiciales: una por homicidio, otra por concierto para delinquir y otra por hurto de hidrocarburo.

INSPECCIÓN DE CADÁVER  

La Unidad Móvil de Criminalística de la institución policial se trasladó hasta la clínica Los Nogales y adelantó la inspección técnica de cadáver. Luego de culminar los actos urgentes, el cuerpo fue llevado hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le será practicada la necropsia.

Notas Relacionadas