Vecinos de edificios también se sienten en riesgo en Cartagena

308

Cada noche, desde que se desplomó el edificio en construcción Portal de Blas de Lezo II, Sugeys Tatis Hernández le pide a Dios que mande a sus ángeles para que Portal de Blas de Lezo I no se desplome mientras ella, su marido y sus dos hijas duermen. Su casa se separa del edificio por un pequeño callejón de menos de un metro y han visto cómo pasan los días y los meses sin que haya indicios de qué pasará con el bloque de apartamentos, ya sin habitar.

“Eso que dijeron, de que las medidas se han socializado con los vecinos cercanos, es mentira porque aquí no han dicho nada sobre qué va a pasar ni cuando se cayó el primer edificio, ni cuando evacuaron este”, señaló Tatis Hernández.

A su incertidumbre se suma la de los vecinos de Villa Ana y Villa Vanessa, en Escallón Villa, así como los de Portal de Los Caracoles II, quienes diariamente ven pasar medios de comunicación, funcionarios y propietarios, pero nadie se acerca a decirles qué pasará con ellos.

 

SIN CLARIDAD

Menos idea tienen de que en el Decreto 0058 del 18 de enero de 2018, con el cual se declaró la calamidad pública en la ciudad, en su artículo primero se contempla también la evacuación de los inmuebles colindantes a los edificios. “Nosotros sabemos que hay un riesgo, pero no tenemos claro qué es, porque nadie nos habla de eso. Ahora, si van a seguir con la evacuación de los edificios, también tienen que demolerlos porque después el riesgo nos queda a nosotros”, comentó un vecino de Villa Ana.

En la Resolución 0277, por medio de la cual se ordenan las medidas a realizar, se resuelve que en caso de ser necesario, también se deben evacuar, desocupar y sellar las edificaciones colindantes para proteger la vida e integridad de los otros moradores, pero hasta la fecha ninguno de los entrevistados sabe cuál es su riesgo.

“Esto es caótico porque por un lado en los medios dicen que es inminente el riesgo y por otro a nosotros no nos dice nada. Tengo un negocio de comidas rápidas en esta esquina y a mí desde que evacuaron ahí se me han caído las ventas como en un 90 % porque a la gente le da miedo sentarse aquí, me lo dicen en mi cara”, retomó Sugeys.

El caos que refiere se debe a que aunque hablan del riesgo, la calle sigue siendo transitada, más aún, frente al edificio se ubican camiones de maquinaria pesada por las obras de reconstrucción de vía que están haciendo en la zona.

“Alrededor de nosotros están arreglando las vías, pero esta calle por donde pasan hasta buses de Transcaribe cuando se llena de agua la calle de la Biblioteca Distrital, o la arreglan porque es peligroso. Entonces parece que el riesgo está para unas cosas y para otras no, ya es pa’ que estuviera cerrada la calle”, resaltó la mujer.

 

ENCERRADOS

En Los Caracoles, Ivana Benedetti aseguró que desde que se supo por medios de comunicación del riesgo de Portal de Los Caracoles, en su casa, justo al lado de la construcción, no se han vuelto a sentar en la terraza. “Como no tenemos contacto con nadie, es la única medida que podemos tomar porque no sabemos qué puede pasar, hemos llegado a pensar que si es verdad que se puede caer el edificio, para la calle no se va a ir sino para nuestro lado, pero son especulaciones, porque nadie nos ha explicado”, aclaró.

Otra vecina que pasaba por el lugar comentó que con otros habitantes están pensando en cerrar la calle para que no transiten vehículos, ya que temen que la vibración que producen los carros aumente el riesgo.

 

EL DRAMA CRECE

El superintendente de Notariado y Registro, Jairo Alonso Meza, anunció que serían 42 las edificaciones en Cartagena con licencias falsas, dentro de las que se encuentran los 16 edificios con orden de evacuación. Dentro de las investigaciones, explicó Meza, hay 10 firmas involucradas, pero coinciden de una u otra manera con los Quiroz.

Meza también contó que en caso de confirmar la falsedad de las licencias, se revocaría la propiedad, por lo que las víctimas de la estafa quedarían sin nada. En el proceso se investigan a 17 funcionarios de curadurías, notarías y oficinas de registro.

Entretanto, los propietarios siguen agotando recursos para tener mejores garantías de traslado. Yoneida Viloria, vocera de los residentes en Portal de Los Caracoles, contó que hoy lunes a las 8 de la mañana sostendrán una reunión con el defensor del Pueblo.

Viloria, quien es abogada y está dirigiendo algunas de las acciones que adelantan los propietarios, también llamó la atención sobre la situación de los vecinos. “¿Qué pasa con los que viven cerca de los edificios y siguiendo la línea del decreto y del informe de la UdeC también están en riesgo? Según eso, el desalojo tiene que ser a todo el mundo y en ese caso, seremos muchos más los desplazados”, sintetizó Viloria. Colprensa.

También podría gustarte