Defensoría coadyuvará medidas a la CIDH sobre presos en Haití

Esta solicitud busca fundamentalmente que a los connacionales detenidos se les garantice una celda de máxima seguridad y el respeto al debido proceso, lo que significa acceder a un abogado que los represente judicialmente. 

La Defensoría del Pueblo informó este sábado que por petición de los familiares de los colombianos presos en Haití por el asesinato del presidente Jovenel Moise, coadyuvará las diferentes solicitudes de medidas cautelares que habían elevado estas familias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Esta decisión la fundamentó la Defensoría en la información obtenida durante la visita a terreno de la misión humanitaria realizada la semana pasada y luego de que la Defensoría del Pueblo fuera informada sobre el traslado de los detenidos a un centro penitenciario en el que podría correr riesgo sus vidas e integridad personal.

Esta solicitud busca fundamentalmente que a los connacionales detenidos se les garantice una celda de máxima seguridad y el respeto al debido proceso, lo que significa acceder a un abogado que los represente judicialmente.

¿QUE REVELÓ EL INFORME?

El pasado 3 de agosto y tras su regreso de Haití la Defensoría reportó que algunos de los detenidos colombianos  tienen signos de cansancio; pérdida de peso; muñecas enrojecidas y con arañazos debido al roce con el metal de las esposas. Además informó que uno de los detenidos cojeaba y otro no podía sostenerse y tuvo que ser ayudado por su compañero.

El informe establece además que desde que fueron detenidos, no les han permitido hablar con un abogado, ni han sido presentados frente a autoridad judicial y aunque han sido interrogados en múltiples oportunidades por la policía haitiana y el FBI, no tienen asistencia de un togado que ejerza la defensa técnica.

En cuanto a su salud, de acuerdo con la Defensoría, no cuentan con antibióticos, “varios tenían puntos de sutura en sus cabezas que, según manifestaron, se los pusieron cuando llegaron y pasados más de 20 días no se los han retirado. Asimismo, tres de ellos presentaban lesiones de consideración que, por su apariencia, deberían ser tratadas en un establecimiento médico especializado”.

También, según la Defensoría,  duermen en el piso y les ofrecen dos comidas al día, “el agua para tomar es racionada, porque les entregan un recipiente de 20 litros de agua diarios para los 18 detenidos colombianos y dos haitianos. Además no cuentan con una batería sanitaria adecuada, porque hay solo una letrina para hacer sus necesidades, que incluso estuvo dañada por dos días.”.

Notas Relacionadas