La expectativa por la tercera reforma fiscal presentada por el gobierno

La tercera tributaria presentada por el presidente de la República, Iván Duque, el pasado 20 de julio, busca recaudar al menos $15,2 billones, no obstante, analistas temen que este proyecto pueda sufrir grandes recortes durante su trámite, lo cual extendería la incertidumbre fiscal de la Nación y obligaría al próximo mandatario a tramitar un cambio mucho más ambicioso.

Con este monto, el documento plantea un mayor gasto social enfocado en la extensión de Ingreso Solidario, la creación de nuevos empleos para jóvenes y el resto de la población, el fortalecimiento del Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef) y matrícula cero.

Solo esta rama de la reforma fiscal tendría un costo total de $11,07 billones, beneficiando a 11,6 millones de colombianos.

Al respecto, Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo aseguró que “además de la reforma debemos meternos de lleno en el mercado laboral, lo cual representa más capacitación, formación para el trabajo, desarrollo de competencias, certificaciones y generación de experiencia”.

Del monto total a recaudar, se espera que, en línea con lo presupuestado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) y el Consejo Gremial Nacional (CGN), las empresas aporten $10,5 billones, evitando medidas que cambien la estructura del IVA y puntos relacionados con el aumento de la base del impuesto de renta a las personas naturales o pensionados.

Para conseguir el dinero restante, MinHacienda plantea más austeridad del gasto público a través de medidas como limitar el crecimiento de la burocracia, manteniendo la capacidad adquisitiva de los trabajadores públicos; restringir los cambios en las plantas de personal y congelar las vacantes actuales.

Otro de los ítems apunta a limitar los gastos en bienes y servicios; ahorrar al menos 50% en gastos de viáticos, papelería, publicidad, vehículos y combustibles por un periodo de 10 años. Igualmente, se cancela la renovación de la telefonía celular y los planes de internet. Tal esfuerzo representaría un ahorro de $1,9 billones anuales.

Según Guillermo Sinisterra, PhD en Economía de la Universidad de Nueva York, “las medidas siguen siendo pocas y no se estaría eliminando la burocracia inútil como algunas consejerías o esquemas de asesores, sobrepagos en los entes nacionales”.

El experto señaló el hecho de que tampoco se hablara sobre la compra de nuevo material militar. “El análisis de cuáles cargos del Estado son verdaderamente fundamentales no se está haciendo”, agregó.

Mecanismos como la transformación de la facturación electrónica, el Registro Único Tributario (RUT) a los evasores que no lo tienen y la georreferenciación, que permitirá la compraventa de bienes inmuebles a su valor real, serán determinantes para permitir el ingreso de $2,7 billones anuales a las arcas del Estado.

Adicionalmente, se plantean otras medidas adicionales como un límite de 50% en el descuento del ICA, además de una tarifa de renta para compañías de 35% sumada a beneficios como la contratación de jóvenes, la llamada economía naranja, renta exenta de 0% para el sector agroindustrial y las inversiones en hoteles y parques. También se impone una sobretasa al sector financiero de tres puntos porcentuales hasta 2025.

Con la intención de incentivar la reactivación económica, el Gobierno busca establecer hasta tres días por año sin IVA.

Finalmente, determina planes de sostenibilidad fiscal como una mayor capacidad técnica e independencia del Comité de Regla Fiscal, un anclaje de la deuda pública que permita converger a niveles prudenciales y que estaría en 55% del PIB, sumado a ajustes automáticos del balance primario cuando la deuda se acerca al límite.

Ingresos tributarios rondan entre 9,5% y 14,3% del PIB

En lo que va del siglo XXI, el Gobierno Nacional ha presentado 13 reformas fiscales, consiguiendo así ingresos tributarios netos de entre 9,5% y 14,3% del PIB, y fue la del 2000 la menor recaudo de impuestos, mientras que la de 2012 fue la que más logró. Entre 2012 y 2018 se llevaron a cabo cuatro reformas tributarias, tiempo en el que se creó el gravamen a las ganancias ocasionales, el impuesto a la riqueza, la sobretasa al impuesto sobre la renta para la equidad (Cree), aumentó el IVA de 16% a 19%, se propuso la disminución gradual del impuesto de renta a 30% en 2020 y un descuento total del IVA para la adquisición de bienes de capital.

/Colprensa

Notas Relacionadas