Murieron envenenados 116 gatos en la Villa Bolivariana

Desde hace varias semanas rescatistas están solicitando apoyo de la comunidad y la Alcaldía para atender la grave situación en la que están los animales.

Tras darse a conocer la situación, animalistas se hicieron presentes al lugar de los hechos para exigir a las autoridades que se hagan las investigaciones pertinentes a partir de la legislación que protege a la fauna. 

Estupefacta se encuentra la comunidad samaria tras conocer la grave denuncia de animalistas que dieron a conocer la muerte de 116 gatos que fallecieron a causa de envenenamiento del que fueron víctimas.

Vecinos y visitantes del Polideportivo, o también conocido como Villa Bolivariana, se mostraron indignados por el envenenamiento de los gatos hecho que ha venido ocurriendo de manera sistemática y reiterada durante las últimas semanas.

Animalistas que han hecho presencia en el sector indican que hasta el momento son al menos 116 los gatos que han muerto tras ser envenenados.

Los gatos que tienen su refugio en esas instalaciones están apareciendo muertos y quienes van al lugar a alimentarlos y cuidarlos se han encontrado los indefensos animales con signos de envenenamiento.

De acuerdo con lo informado por algunos animalistas es que, de no controlarse esta situación, la supervivencia de los felinos podría empeorar toda vez que en las últimas semanas se contabilizaban casi 200 gatos deambulando por el escenario deportivo y en estado de vulnerabilidad.

“Día por medio se están muriendo entre 12, 15 y hasta 20 gatos. Están caminando normal y de repente empiezan a convulsionar. A nosotros nos parece que algo está pasando con esos animalitos, los están envenenando, hay algo de pronto en el agua”, denuncia Beatriz Beltrán, animalista de la ciudad.

Entre tanto, Paola de Cristo, directora de la Fundación Garritas de Amor, a través de sus redes sociales, dio a conocer que trasladó a 43 gatos en mal estado a veterinarias que se ofrecieron a brindarle asistencia gratuita, mientras que otros 23 permanecen en el sitio esperando ser salvados.

Sobre las causas del centenar de muertes, la animalista cree que se trató de un envenenamiento masivo provocado por inescrupulosos que quieren extinguir a esta población de la zona de los escenarios deportivos.

“Han sido envenenados por personas inescrupulosas que les dan comida, matándolos de a poquito. Ellos también son vida, ellos no se defienden, pero para eso estamos nosotros”, precisó.

MAYOR CONTROL 

Como defensores de los derechos de los animales, este colectivo solicita a las autoridades que investiguen e identifiquen a los presuntos responsables. Pero, además, que protejan la vida de estos gatos que son día a día abandonados en este punto de Santa Marta.

Denuncian que no hay policías que vigilen el sector y que llegan personas para supuestamente alimentar a los gatos, pero no se sabe qué tipo de alimentos les dan.

MÁS ATENCIÓN 

En un reducido espacio de la Unidad Deportiva Bolivariana de Santa Marta, cientos de gatos tienen un hogar en el que generosas personas los ayudan a sobrevivir ante el abandono de sus amos y la inasistencia oficial.  ‘Villa Gatuna’ como le han denominado al lugar es el refugio de estos felinos, pero al mismo tiempo es el sitio a donde llegan para morir tras ser arrojados allí, muy enfermos, por sus dueños.

Pese a la entrega de las casas – dormitorios para los gatos del Polideportivo, estos felinos siguen padeciendo la falta de atención por parte de las entidades encargadas de su conservación.

Vecinos del sector, afirman que es evidente los problemas por la falta de una alimentación oportuna y por ello, algunos presentan desnutrición, lo que posteriormente les ocasiona la muerte.

Ni grandes, ni pequeños se salvan de esta situación. A diario aumenta el número de felinos que subsisten en este lugar gracias a la buena voluntad de algunas personas que se acercan a darles comida y agua; sin embargo, esta clase de ayuda ha generado que los propietarios de las mascotas consideren el abandono de los animales en este lugar como un acto normal y vean este espacio como un hogar permanente para los gatos.

Los animalistas de Santa Marta solicitan acciones certeras contra la protección de los animales que son abandonados en distintos puntos de la ciudad, que según lo informó Así lo Paola de Cristo, directora de la Fundación Garritas de Amor, los botaderos de gatos en la ciudad son: Polideportivo, Estadio Eduardo Santos, Cementerio San Miguel, Mercado Público, IPC, Pared de Transelca y Puente de Mayorca.

“La Alcaldia brilla por su ausencia en el tema animal, a ellos no les importa la muerte de los animalitos, no les importa lo que está pasando en el Poli. Ni en época de pandemia la Administración les dio a esos gaticos una bolsa de concentrado, nos ha tocado duro”, expresó Paola de Cristo.

Asimismo, manifestó que, “nosotros hemos pedido que pongan cámaras de seguridad en el Poli. Además, la Secretaria de Gobierno no nos han dicho si van a poner una cámara, vigilancia o las acciones que van a tomar para evitar la muerte de estos animales”, concluyó la animalista.

Notas Relacionadas