Caso Uribe: Fiscal cerró intervención tratando de desvirtuar a testigo Monsalve

En la octava sesión de la audiencia en la que solicitó la preclusión de la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe por supuesta manipulación de testigos, el fiscal Gabriel Jaimes, que tiene a su cargo el caso, dedicó la mayor parte de su intervención para desvirtuar al testigo principal de la investigación, Juan Guillermo Monsalve.

De él dijo el fiscal que tiene una personalidad antisocial, que está vinculado con actividades delictivas desde muy joven, que ha tratado de colaborar con la justicia solo para obtener beneficios, que no hay pruebas de que haya sido paramilitar y que se sospecha que continúa delinquiendo desde la cárcel.

Antes de entrar en ese punto, el fiscal Jaimes concluyó el análisis del sexto hecho relevante de la investigación, que tiene relación con los supuestos pagos hechos por Diego Cadena, abogado de Uribe, para cambiar el testimonio de Carlos Enrique Vélez.

Aunque Jaimes reconoció que es cuestionable que un abogado entregue dinero a un testigo, manifestó que no hay pruebas de que Uribe hubiera dado instrucciones para que eso ocurriera. Por el contrario, según dijo, Cadena reconoció que lo hizo por su propia cuenta y que cuando el exmandatario lo supo lo reprendió por eso.

“Diego Cadena deberá rendir sus cuentas personales ante la justicia, pero en lo que respecta a Álvaro Uribe frente a este hecho, no existe medio de conocimiento alguno que demuestre que esa eventual conducta en la que estaría incurso Cadena ha podido obedecer a instrucciones de Alvaro Uribe Vélez”, dijo el fiscal.

Ya sobre el tema de Juan Guillermo Monsalve, el fiscal Jaimes explicó que la Fiscalía decidió practicar pruebas porque consideraba que había inconsistencias en este testimonio y consideraba su deber confirmar que su declaración tenía el valor probatorio suficiente para llevar el caso a un juicio.

Aseguró que, según las investigaciones adelantadas, no hay evidencia de que Monsalve perteneciera a los grupos paramilitares. Presentó el testimonio de Reiber Antonio Corso, miembro del bloque Metro de las Autodefensas, quien manifestó que una foto de Monsalve, supuestamente tomada frente a la finca Guacharacas, se había tomado en otro lugar, para fingir que era miembro del grupo paramilitar, a pesar de que no lo era.

Jaimes también aseguró que Monsalve fue condenado por ser miembro de los Rastrojos y no por paramilitarismo y que durante el tiempo que ha estado en la cárcel, se ha caracterizado por no cumplir con el régimen carcelario vigente, además de que se tienen motivos para creer que Monsalve ha continuado en actividades ilícitas.

Señaló además que Monsalve ha tenido una personalidad antisocial, que ha estado comprometido en actividades delictivas desde temprana edad y que sus intentos de colaborar con la justicia han tenido como único propósito obtener beneficios judiciales.

*Controversia por compulsa de copias contra Iván Cepeda*

Rechazo por parte de las víctimas del caso provocó el anuncio que hizo en la audiencia el fiscal Gabriel Jaimes de que compulsará copias a la Corte Suprema de Justicia para que sea investigado el senador Iván Cepeda, por supuestamente ofrecer beneficios a testigos para provocar un cambio de su versión en contra del expresidente Álvaro Uribe.

Miguel Angel del Río, abogado de la víctima Deyanira Gómez, aseguró que es una expresión de abuso de poder que se inicie una investigación cuando aún el proceso está en controversia. El exprocurador Eduardo Montealegre, también víctima en el caso, señaló que esta actitud coincide con la que ha mostrado el expresidente Uribe de convertir a las víctimas en victimarios para intimidarlos.

El representante de la Procuraduría pidió al fiscal Jaimes que retrase la compulsa de copias hasta que el proceso llegue a una etapa más avanzada.

La audiencia de preclusión continuará los días 4, 5 y 6 de octubre, después de dar un tiempo prudencial a las partes para examinar la evidencia presentada por la Fiscalía.

/Colprensa

Notas Relacionadas