Aprueban construcción de planta de tratamiento para descontaminar el Río Bogotá

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) autorizó la modificación de la licencia ambiental del proyecto de saneamiento del río Bogotá, aprobando la construcción y operación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Canoas (PTAR Canoas).

Esta planta estará localizada en el municipio de Soacha (Cundinamarca) y estará a cargo de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (E.S.P.) y gracias la autorización de la ANLA podrá iniciar el proceso para contratar la construcción, operación y mantenimiento.

Una vez entre en operación, la planta tratará el 70% de las aguas residuales producidas en Bogotá, así como la totalidad de las aguas residuales del casco urbano del municipio de Soacha. Además tendrá una capacidad de tratamiento de aguas residuales de 16 m³/s.

Con esta planta se beneficiarán los habitantes de la cuenca media y baja del río Bogotá, al evitar el vertimiento de 600 toneladas diarias de materia orgánica y de residuos sólidos que hoy llegan al río.

Por otra parte la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá informó que ejecuta igualmente la construcción de la Estación Elevadora de Aguas Residuales Canoas que permitirá elevar a la futura planta las aguas residuales colectadas por los interceptores y que actualmente llegan al río Bogotá.

También en Bogotá se conoció que el relleno sanitario Doña Juana se ha convertido en un ejemplo para el país gracias al proyecto que transforma el metano por medio de una temperatura superior a los mil grados, produciendo energía.

Este proyecto es único en Colombia y permite, según Helmuth Gallego, presidente de Biogás Doña Juana, que por año dejan de llegar a la atmósfera 800 mil toneladas de dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero.

Para este fin, según Gallego: “se han instalado 290 pozos en los residuos sólidos para poder aspirar el gas mediante una tubería de polietileno de alta densidad que hoy en día ya tiene 76 kilómetros de extensión, con los cuales traemos el gas hacia tres modernas chimeneas en las cuales capturamos por hora 11.700 metros cúbicos de biogás y llegamos a los 16 mil metros cúbicos, para que ya no solamente eliminemos las 800 mil toneladas de dióxido de carbono, sino que llegaremos a 1 millón 156 mil toneladas, convirtiéndose en el proyecto ambiental más importante del mundo en rellenos sanitarios”.

Producto de esto se emiten Certificados de Reducción de Emisiones o Bonos de Carbono que son vendidos en el mercado nacional e internacional que dejan regalías a la ciudad de Bogotá por más de tres mil millones de pesos.
/Colprensa

 

Notas Relacionadas