Bancada joven radicó cinco proyectos en el Congreso

Las iniciativas fueron radicadas por Juanita Goebertus, Mauricio Toro, Catalina Ortiz y Katherine Miranda, de la Alianza Verde; Gabriel Santos y Edward Rodríguez, del Centro Democrático; José Daniel López, Ángela Sánchez y Jorge Benedetti, de Cambio Radical.

Luego de efectuadas diferentes reuniones en las que participaron más de 250 jóvenes en 11 ciudades del país, un grupo de congresistas de diferentes partidos políticos, que se denominan como La bancada joven radicaron los primeros cinco proyectos orientados a resolver las principales necesidades que padecen los jóvenes de diferentes regiones del país.

Las peticiones fueron planeadas en ciudades como Cali, Ibagué, Tumaco, Quibdó, Pereira, Villavicencio, Riohacha, Valledupar, Buenaventura, Florencia y Bogotá están relacionadas con la reforma a la Policía, medidas diferenciales para el acceso a educación y empleo, protección al medio ambiente, educación sexual y reproductiva e implementación efectiva del acuerdo de paz a nivel territorial.

“Es importante resaltar también la iniciativa por parte de los congresistas, de poder sentarnos a conversar sin importar las diferencias políticas. Lo que nos demuestra que sí se puede construir, independientemente de esas diferencias”, afirmó Luzary Riascos, una joven de Buenaventura.

Los congresistas recibieron más de 80 propuestas las cuales se concentraron en cinco proyectos de ley que fueron radicados ante la Cámara de Representantes. El primero solicita pasar la Policía Nacional al Ministerio de Justicia con el fin de estructurar un nuevo sistema disciplinario de reclutamiento, de formación y de entrenamiento en donde siempre prevalezcan los derechos humanos.

El segundo proyecto de ley está encaminado en reducir la tasa de desempleo juvenil y el número de jóvenes categorizados como “ninis”. Especialmente se busca el acceso a ferias, espacios digitales, capacitaciones y asesorías para una mayor facilidad de emprendimiento.

En tercera instancia se busca lograr una mayor participación ciudadana en la construcción de planes, programas y políticas públicas, además de garantizar los derechos humanos y políticos de la población en general. Se les solicita principalmente el respeto a la libertad de expresión, la movilización y protesta pacífica, promover escenarios de democracia directa y participativa.

Con el cuarto proyecto se busca fortalecer la educación superior con una serie de beneficios económicos que ayuden a los que menos tengan recursos y que además se destaquen y puedan acceder a la educación superior de calidad, que les ofrezcan garantías económicas, de transporte y material educativo.

Finalmente, en el quinto proyecto los jóvenes desean fortalecer el conocimiento respecto a la educación sexual temprana, el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos con el fin de promover una sexualidad responsable y consiente. Además se saber identificar cualquier manifestación de violencia sexual o de género.

“Hay que apuntar a que estos proyectos vayan a buscar mayores empleos y vacantes para jóvenes sin experiencia en las regiones y en Colombia en general; segundo, que esos proyectos atiendan a generar educación pública, gratuita y de calidad; y finalmente, que este paro no deje a la violencia como fruto del paisaje, sino que este paro permita que en Colombia se respete la vida y haya garantías para todos en medio de la diversidad”, afirmó Iván Lozano de Valledupar, Cesar.

Los congresistas que se unieron para llevar a cabo estos encuentros son: Juanita Goebertus, Mauricio Toro, Catalina Ortiz y Katherine Miranda, de la Alianza Verde; Gabriel Santos y Edward Rodríguez, del Centro Democrático; José Daniel López, Ángela Sánchez y Jorge Benedetti, de Cambio Radical; Adriana Matiz y Juan Carlos Wills, del Partido Conservador; John Jairo Hoyos, del Partido de la U; Juan Carlos Losada, Carlos Ardila, Alejandro Vega y Juan Fernando Reyes Kuri, del Partido Liberal.

/Colprensa

Notas Relacionadas