Antioquia, cuarta región del país que confirma la variante delta

El Ministerio de Salud confirmó la presencia de la variante delta en el departamento. De un total de siete casos positivos registrados a nivel nacional, cuatro fueron localizados en el Valle de Aburrá. El gobernador (e) Luis Fernando Suárez reortó cinco, uno más en el Nordeste.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, aseguró que de cuatro casos documentados en Antioquia, uno fue categorizado como importado y tres de circulación autóctona. Explicó que esa cartera analiza cuál podría ser la incidencia de esa variante en los indicadores epidemiológicos.

“La evidencia internacional indica claramente que delta es más contagiosa, pero que no tiene un mayor impacto en términos de mortalidad”, dijo Ruiz, señalando que su llegada ocurre cuando las principales ciudades del país, entre ellas Medellín, tienen una tasa de prevalencia cercana al 90 % a raíz del último pico de contagios. “La expectativa es conocer cuál es el espacio que tendrá para propagarse”.

El primer caso de delta en Colombia, identificada como B.1.671.2, fue detectado el 24 de julio en Cali; cuatro más se confirmaron en Bogotá el 4 de agosto, y un día después la Secretaría de Salud de Bucaramanga registró el primero.

Ayer el Ministerio de Salud informó de 520 nuevos contagios de covid-19 en el departamento. Con los cuatro casos de delta registrados, Antioquia es la cuarta región en detectar su circulación. De acuerdo con declaraciones del viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, sería dominante en el país en octubre. “Se estima que la variante original de covid-19 tiene capacidad de contagiar a 2,2 personas; alfa y gamma, entre 4 y 5 personas, pero delta puede infectar a 8 o más. A ese ritmo, prevemos que en septiembre empezará a tener una participación mayor y en octubre ya podría ser la dominante”.

Frente a las perspectivas, Ruiz Gómez explicó que los esfuerzos se enfocan en acelerar la vacunación, principalmente en los municipios con menor densidad poblacional y tasas de prevalencia bajas, sin dejar de ampliar la cobertura en las principales ciudades.

“A partir de hoy comenzaremos a impulsar la vacunación desde los 20 años en adelante. El sábado vamos a abrir el grupo de 20 a 24 años y con eso la expectativa es crecer en cobertura de vacunación para estar más protegidos”, dijo Ruiz, enfatizando que se mantienen las recomendaciones de usar el tapabocas, lavarse las manos, respetar el distanciamiento social y permanecer en lugares ventilados.

Más que una letra griega

Los virus cambian con el paso del tiempo, así que el SARS-Cov-2 lo ha hecho también. Esto pasa porque cuando un virus se replica existe el riesgo de que haya una mutación, es decir que entre más personas se contagien, más posibilidades hay de que cambie.

Cuando se suman mutaciones se da paso al surgimiento de linajes, familias del virus original, y variantes, que son formas alternas que pueden adaptarse mejor al húesped, y en el caso del coronavirus, al cuerpo humano.

“Todas las variantes han venido reemplazando la cepa original del virus, porque hay mutaciones que han hecho que se pueda transmitir mejor y vivir mejor en nosotros los humanos”, explica el epidemiólogo de la Pontificia Universidad Javeriana, Óscar Gómez.

Delta entonces es una variante del SARS-CoV-2 que ha sido clasificada en la categoría de preocupante. El infectólogo Carlos Agudelo explica que esto se debe a que se ha demostrado que tiene un cambio epidemiológico significativo, en este caso, la transmisión: es altamente contagiosa.

¿Qué se sabe?

Desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, explican que es más contagiosa: dos veces más que otras variantes previas. Existen varios países, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, que han visto un aumento de casos y hospitalizaciones por delta, incluyendo algunos con alta cobertura de vacunación. “En julio de 2021 se observó un predominio global de delta en casi el 90 % de las muestras a nivel mundial”.

Se sabe además que podría causar más casos de enfermedades severas en personas no vacunadas. “En dos estudios diferentes, uno hecho en Canadá y otro en Escocia, los pacientes infectados con delta tuvieron más probabilidades de ser hospitalizados que quienes se contagiaron con alfa o el virus original”. Las vacunadas también pueden transmitir el virus a otros, sin embargo, precisan desde la CDC, parece que esta capacidad de infectar dura menos que en quienes no están vacunados.

A cuidarse

Entre menos se transmita el virus, menos posibilidades de cambiar tiene. “Ahora es que necesitamos más las medidas de bioseguridad, porque para disminuir la transmisión de las variantes, en especial la delta, la mascarilla, el distanciamiento y la higiene de manos son fundamentales”, expresa el infectólogo Agudelo.

Sobre la vacunación, añade el especialista, la evidencia muestra que las vacunas siguen siendo efectivas. “Puede que algunas pierdan un poquito de efectividad para prevenir la infección, pero no la enfermedad severa y muerte. Además, cuando se tiene una tasa alta de vacunación se disminuye la transmisión y la aparición de variantes”.

Desde la CDC explican que las vacunas juegan un rol fundamental para limitar que el virus se propague. “La baja cobertura de vacunación en muchas comunidades está llevando al surgimiento rápido y grande de casos asociados a delta, lo que además aumenta las posibilidades de que emerjan más variantes”

/Colprensa

Notas Relacionadas