¿Cuáles son las principales causas de los siniestros viales?

Datos del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT) y el Registro Nacional de Accidentes de Tránsito (RNAT), en los últimos tres años y el primer semestre de 2021 se han registrado 3.920 accidentes asociados a fallas en los sistemas de frenos, llantas y dirección de los vehículos.

Las cifras dan cuenta que el 66 % de estos hechos asociados a las principales fallas técnico-mecánicas solo han representado daños en los vehículos. Sin embargo, el 31 % ha dejado lesionados y el 3 % víctimas fatales con la pérdida de 117 vidas en las carreteras del país.

Solo entre enero y junio de 2021 se han presentado 56 accidentes relacionados con alguna de estas causas, de las cuales han resultado lesionadas 20 personas, de manera preliminar, razón por la cual las autoridades hacen un llamado a los conductores, para que realice revisiones generales de los vehículos.

Precisamente, ese llamado toma más relevancia este fin de semana de puente festivo en Colombia, donde muchas familias deciden salir de sus hogares a pasar unos días de descanso en algún lugar cercano a su ciudad de origen.

Entre las recomendaciones se encuentra cerciorarse que todos los sistemas estén en adecuado funcionamiento, especialmente los frenos, la dirección, las llantas, puertas, luces y parabrisas, que particularmente en condiciones de lluvia permitan una visibilidad adecuada.

Otros comportamientos que pueden mejorar la incidencia de estas fallas es la revisión periódica de todos los sistemas, en lugares certificados para ese fin, realizar adquisiciones informado, por ejemplo, al momento de cambiar sus neumáticos.

“Justo ahora que se avecina un puente festivo, queremos que los colombianos se movilicen de manera segura, por lo que la principal recomendación es hacer la revisión técnico-mecánica de su vehículo”, resaltó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

La funcionaria explicó que junto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), vienen trabajando de manera constante para volver cada mes más seguro el entorno vial, sensibilizando la importancia de seguir las señales de tránsito, la adecuada gestión de la velocidad y la convivencia en la vía.

El director de la ANSV, Luis Lota, explicó que actualmente en Colombia se está trabajando en la actualización, conforme a la normatividad internacional, de la reglamentación vigente que tiene para los sistemas de frenado, llantas, cinturones de seguridad, buses, acristalamientos y cintas reflectivas, entre otros sistemas de los vehículos.

“Acciones diarias y periódicas como una revisión calmada del funcionamiento de los sistemas de respuesta de sus vehículos motorizados y no motorizados hacen una diferencia a la hora de reaccionar por la imprudencia de otro actor vial o el cambio de las condiciones climáticas”, resaltó Lota.

Recomendaciones a la hora de revisar su vehículo

Encender el vehículo entre 5 y 10 minutos, llevando el acelerador entre 1.500 – 2.000 revoluciones por minuto. Revise previamente que no haya fugas en el piso de líquido refrigerante y/o aceite. En lo posible, ubíquese en un lugar ventilado.

Verificar que el nivel de aceite se encuentre en el límite adecuado y que no haya fugas. Recuerde que el cambio de aceite se debe realizar por tiempo o kilometraje con el fin de preservar los componentes del motor.

Revisar otros niveles de líquidos, como el de frenos y el del limpiaparabrisas. Si el primero está por debajo de lo adecuado, tan pronto pueda consulte a su servicio técnico. Para el otro líquido, manténgalo en nivel óptimo para evitar corrosión.

Mantener la presión adecuada de las llantas de acuerdo con la definida por el fabricante. Se recomienda mover el vehículo dentro del estacionamiento para que el punto de contacto de las llantas con el piso varíe y no comprometan su estructura y una posible deformación.

Mantener el freno de mano sin accionar, ya que durante el tiempo que se deje el carro parqueado puede resultar que las pastillas o zapatas se bloqueen contra el disco o tambor, respectivamente.

Se recomienda dejar el depósito de combustible por lo menos a la mitad de su capacidad. Dejar muy poco combustible en el tanque permite que entre humedad y se vaya generando oxidación.

BOGOTÁ (Colprensa).

Notas Relacionadas