EEUU y la UE celebran el diálogo venezolano y piden buena fe a todas las partes

La Unión Europea, Estados Unidos y Canadá han aplaudido el principio de acuerdo entre los representantes del Gobierno de Venezuela y de la oposición para abrir un nuevo proceso de diálogo y han pedido a ambas partes que actúen “de buena fe”, teniendo en cuenta que en juego está, entre otras cuestiones, el levantamiento de las sanciones internacionales.

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el ministro de Exteriores canadiense, Marc Garneau, esperan que memorando anunciado el viernes en México derive en “la restauración de las instituciones democráticas en Venezuela” y en que los venezolanos puedan “expresarme políticamente a través de elecciones locales, parlamentarias y presidenciales libres y justas”.

Como primera meta, han marcado los comicios regionales y locales del 21 de noviembre, en los que esperan que haya condiciones “que cumplan los estándares internacionales para la democracia”, según un comunicado conjunto.

“Seguimos abogando por la liberación incondicional de todos los detenidos injustamente por razones políticas, por la independencia de los partidos políticos, por la libertad de expresión (…) y por el fin de los abusos de los Derechos Humanos”, han añadido, en un llamamiento velado al régimen de Nicolás Maduro, al que también han recordado que, si hay un “progreso significativo” en las negociaciones, la comunidad internacional tiene “voluntad de revisar las sanciones”.

Además, Borrell, Blinken y Garneau han lanzado mensajes específicos para “la oposición democrática”, a la que le han pedido que mantenga la “unidad” que muestra actualmente y para la que “ha trabajado duro” durante estas últimas semanas, sin aludir expresamente al papel de Juan Guaidó.

Confían también en que pueda haber acuerdos en el futuro para atender la “grave crisis humanitaria” que sufre Venezuela, de tal forma que haya un acceso “sin trabas y transparente” de la ayuda, para permitir por ejemplo la entrega de alimentos, medicinas, vacunas y otros suministros imprescindibles para combatir la pandemia de COVID-19.

/Colprensa

Notas Relacionadas