Enfermedades base agravan el estado de salud de contagiados 

La enfermedad renal crónica, la enfermedad cardiovascular, la hipertensión arterial y la diabetes están entre las comorbilidades que mayor riesgo implican para una presentación clínica grave en pacientes con Covid-19, seguidas en importancia por las inmunodeficiencias, hábito de fumar, enfermedad respiratoria crónica y enfermedad hepática crónica.

La Covid-19, enfermedad respiratoria aguda causada por el Coronavirus SARS-CoV-2, emergió en diciembre de 2019 en un mercado en Wuhan, China, y se ha convertido rápidamente en una pandemia que afecta a la inmensa mayoría de los países del mundo.

La significativa transmisibilidad de este nuevo Coronavirus y la elevada mortalidad asociada a la Covid-19, además de la carencia de tratamiento curativo, han convertido a esta enfermedad en un serio problema de salud que afecta no solamente el departamento del Magdalena, sino el mundo entero.

Se ha reportado que la gravedad de la presentación clínica de la Covid-19 depende de varios factores genéticos y no genéticos de relevancia biomédica. De hecho, las formas graves de la Covid-19 se han asociado a la edad avanzada, y presencia de comorbilidades.

Según los reportes entregados por el Instituto Nacional de Salud, INS, los adultos mayores tienen mayor probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Más del 80 % de las muertes por Covid-19 ocurre en personas de más de 65 años de edad, y más del 95 % de las muertes por Covid-19 ocurre en personas de más de 45 años de edad.

Las medidas de prevención del Covid-19 (entre ellas la vacunación, usar mascarilla y practicar el distanciamiento social) son importantes, especialmente si es un adulto mayor o tiene afecciones múltiples o de gravedad.

HIPERTENSIÓN Y COMORBILIDADES 

Desde el comienzo de la pandemia, la hipertensión y/o las enfermedades cardiovasculares (ECV) se han identificado como posibles factores de riesgo de enfermedades graves y muerte. Sin embargo, todos los estudios fueron retrospectivos, incluyeron sólo a pacientes hospitalizados y no distinguieron entre la hipertensión no controlada y la controlada.

DIABETES 

La diabetes es una condición inflamatoria crónica caracterizada por varias anormalidades macro y microvasculares. Al igual que la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares, muchos de los estudios citados anteriormente también han revelado que los pacientes diabéticos estaban sobrerrepresentados entre los pacientes más graves con COVID-19 y los que sucumbían a la enfermedad.

 

LA EPOC Y EL TABAQUISMO 

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una disfunción pulmonar común y prevenible asociada con la limitación del flujo de aire. Es una enfermedad compleja asociada con anomalías de las vías respiratorias y/o los alvéolos que es causada predominantemente por la exposición a gases y partículas nocivas durante un largo período.

En un examen más reciente, los fumadores actuales tenían 1,45 veces más probabilidades de sufrir complicaciones graves en comparación con los exfumadores y los que nunca habían fumado. Los fumadores actuales también tenían una tasa de mortalidad más alta.

CÁNCER 

Proporcionar una atención continua y segura a los pacientes de cáncer es un reto en esta pandemia. Los pacientes oncológicos pueden ser vulnerables a la infección debido a su enfermedad subyacente y a menudo a su condición de inmunodeprimidos, y pueden correr un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves por el virus.

UN VIRUS SIN CONTEMPLACIÓN 

En Santa Marta, son varias las familias que han tenido que despedir a más de dos familiares en un corto tiempo, se ha llevado a personas adultas a jóvenes, ricos, pobres, es un mortal virus que no tiene contemplación con ninguno.

Del mismo modo, han caído trabajadores de la salud, que han ofrendado su vida con honor, buscando la manera de darle salud al pueblo samario.

Sin embargo, según los expertos, la capital del Magdalena, en los últimos días ha presentado una disminución de los casos diagnosticados y fallecimientos por Covid-19, no obstante, las autoridades insisten a la ciudadanía a que continúen manteniendo las medidas de bioseguridad para evitar contraer el virus.

Desde que inició la pandemia, los médicos, enfermeras y el personal de la salud, se han convertido en los héroes. Hoy son la primera línea de batalla, quienes a diario tienen que batallar con un enemigo “invisible y escurridizo”. Trabajan sin descanso en medio de las condiciones más adversas, arriesgan su vida y la de sus seres queridos, incluso sin los recursos mínimos como tapabocas, trajes especiales o guantes. Son el polo a tierra de una sociedad que parece no tomar conciencia

Notas Relacionadas