De rodillas, mujeres de blanco claman por la apertura de los puentes

A escasos días de cumplirse seis años del cierre de los puentes internacionales que comunican a Colombia y Venezuela, un puñado de mujeres de blanco recorrieron las calles de San Antonio del Táchira, en la primera de una serie de actividades para pedir la reapertura de la frontera.

Angie Nieto, representante de las Damas de Blanco en el municipio Bolívar y organizadora de la actividad, destacó el impacto que el cierre de la frontera ha tenido sobre la economía y la cotidianidad de los habitantes de San Antonio y Ureña, así como en toda la franja binacional.

“Estamos aquí por nuestros hijos, que se van del país por la falta de oportunidades y tienen que cruzar las trochas mientras los puentes permanecen cerrados; sin puentes no hay comercio, no hay prosperidad, se merma el empleo y se detiene la economía”, explicó.

A lo largo de su recorrido, las mujeres establecieron varias estaciones en las que detenían la marcha para compartir sus mensajes, “necesitamos recuperar nuestro valor como personas, exponemos la vida en las trochas para traer alimentos, medicinas. Para estudiar, nuestros niños tienen que ir a Colombia”, dijo Urania Rozo, empresaria y emprendedora, para quien la apertura de la frontera hoy significaría progreso, legalidad y trabajo.

El momento cúlmen de la actividad tuvo lugar a unos veinte metros de la valla que impide el paso hacia la Aduana Principal de San Antonio del Táchira, y de allí al puente internacional Simón Bolívar, donde las mujeres se arrodillaron a orar, clamando a Dios por la reapertura.

“Señor te pedimos, apiádate de este pueblo que sufre, de este pueblo de frontera que hoy ve cerrados estos puentes, toca el corazón de nuestros gobernantes para que levanten este castigo en el que mantienen a la frontera venezolana” exclamó Adriana García, de rodillas sobre el pavimento de la Avenida Venezuela.

La caminata finalizó a la puertas de una de las más importantes empresas aduaneras, que desde hace seis años mantiene paralizadas sus actividades, producto del cierre fronterizo. Beatriz Gutiérrez, en representación de los aduaneros del Táchira urgió a los representantes gubernamentales por el retiro de los contenedores que obstaculizan el paso de mercancías sobre los puentes internacionales.

“Ya Colombia abrió sus fronteras de par en par a Venezuela, invitamos a nuestros gobernantes a hacer lo mismo, porque la voluntad del pueblo de San Antonio y Ureña ya está dicha: Queremos que nos abran la frontera”, señaló.

Las Damas de Blanco han organizado para los próximos días, una serie de actividades que se extienden hasta el 19 de agosto, cuando se cumplen los seis años del cierre fronterizo. Incluyen limpieza de espacios públicos, recreación, ejercicios al aire libre, pronunciamientos públicos y asambleas de ciudadanos, todas orientadas a exponer la importancia que para los habitantes de la frontera venezolana reviste el restablecimiento de las relaciones comerciales con Colombia a través de los puentes que unen a estas poblaciones fronterizas con el Norte de Santander.

/Colprensa

Notas Relacionadas