Ejecutan primer plan piloto de regreso a la presencialidad para la primera infancia

La prueba piloto de la estrategia ‘Con Betto regresamos a la presencialidad’, que beneficia a 300 niños y niñas de la localidad 1, se está implementando en el servicio Centro de Desarrollo Infantil C.D.I., en la Unidad de Servicio Derroche de Luz, ubicado en el barrio María Eugenia de Santa Marta. 

La Fundación para el Bienestar Social de la Comunidad – Fundaprobic, es la primera operadora de servicios de primera infancia, en ejecutar el primer plan piloto de regreso a la presencialidad en Santa Marta, escogida por ‘Betto’, el nuevo sistema de contratación creado por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones y la Dirección General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Esta escogencia se da en virtud de que es considerada por el Icbf, como la entidad administradora de servicios con mejores capacidades para la atención de los niños y niñas más vulnerables en la ciudad.

Las siglas Betto traducen Bienestar, Eficiencia, Transparencia, Tecnología y Oportunidad. Este sistema se presenta como una herramienta con tecnología de cuarta generación que hace parte del Plan de Modernización del Icbf, la cual contrata a los mejores operadores de los servicios de la primera infancia bajo criterios como experiencia en las regiones, trayectoria, capacidad operativa y financiera para prestar servicios.

Así mismo, Fundaprobic ha sido seleccionada por el Icbf para implementar la prueba piloto de la estrategia ‘Con Betto regresamos a la presencialidad’, la cual busca motivar a las familias para que retornen con sus niños, utilizando los servicios de primera infancia, para el caso puntual haciendo uso del servicio Centro de Desarrollo Infantil en la Unidad de Servicio Derroche de Luz, ubicado en el barrio María Eugenia de Santa Marta, beneficiando a 300 niños y niñas de la Localidad 1 de Santa Marta.

“Esa interacción entre niños y niñas es lo que va a lograr despertar emociones, sensaciones y va a permitir ese desarrollo sano e integral que buscan los programas gratuitos del Icbf. Nos vimos obligados a confinarnos en nuestras casas para salvaguardar nuestra vida. Sin embargo, hoy contamos con un porcentaje alto de vacunados para asegurar el bienestar de todos y para que los niños puedan continuar aprendiendo de la mejor manera: jugando”, señala Andrés Posada Caballero, coordinador pedagógico de Fundaprobic.

En consecuencia, a este plan piloto, la Fundación para el Bienestar Social de la Comunidad, también implementará la atención presencial en todos los servicios que brinda, tales como:  Hogares Comunitarios de Bienestar (H.C.B.), Hogares Comunitarios de Bienestar Familia Mujer e Infancia (H.C.B. F.A.M.I.), Desarrollo Infantil en Medio Familiar (D.I.M.F.) y Centro de Desarrollo Infantil (C.D.I.).

Por fortuna, muchos son los padres de familia que están contentos por el retorno de sus hijos a los hogares comunitarios, tal como lo señala María Alejandra López, madre de uno de los beneficiados: “Soy la mamita de uno de los niños beneficiados por el programa y estamos muy felices con el regreso a clases porque sé que eso le va a permitir a mi hijo aprender a través de la interacción con sus compañeros”.

Desde la Fundación para el Bienestar Social de la Comunidad y cumpliendo a cabalidad con su roll de operadores, siguiendo los protocolos establecidos por el Icbf, se busca promover esta iniciativa de retorno a la presencialidad y sensibilizar a los a los padres de familia de los niños y niñas que se benefician de estos programas, para que bajo condiciones óptimas de bioseguridad, los niños se reintegren al entorno lúdico e interactivo, dada esta necesidad para el desarrollo psicosocial de los menores.

Por último, es pertinente mencionar que la Fundación para el Bienestar Social de la Comunidad – Fundaprobic, es una entidad sin ánimo de lucro de carácter privado fundada el 12 de abril de 1998 en Santa Marta, Magdalena, con el objetivo de trabajar en programas y procesos para el bienestar integral de la comunidad, por medio de los cuales pueda ofrecer asistencia social a la niñez, la adolescencia, el adulto mayor y demás poblaciones en situaciones vulnerables y de pobreza.

Además, cuenta con más de 22 años de experiencia, de ahí sus intereses se encuentran focalizados en la atención a los niños y niñas de la primera infancia del Departamento del Magdalena que vivan en condiciones no óptimas para un excelente desarrollo físico, psicológico y social.

Notas Relacionadas