‘Nuestro Gobierno nunca dio incentivos por bajas en combate’

Un encuentro en el que se habló sobre temas relacionados con el conflicto armado y las ejecuciones extrajudiciales conocidas como ‘falsos positivos’, sostuvieron ayer el expresidente Álvaro Uribe y el presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux. 

Al inicio de la reunión, el expresidente Uribe insistió en que “las instituciones derivadas del acuerdo de La Habana son ilegítimas”, recordando la victoria del no en el plebiscito, el cual considera que fue “violatorio del estado social de derecho”.

Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia, habló ante la Comisión de la Verdad, donde hizo una férrea defensa de su política de Seguridad Democrática, de las acciones que tomó en su mandato presidencial para investigar los falsos positivos y de sus gestiones por la paz cuando fue gobernador de Antioquia.

“No hay un soldado o un policía que pueda decir que yo le di un mal ejemplo de palabra o de obra”, dijo el exmandatario, quien agregó que: “ningún hecho en su Gobierno podía ocultarse” y que fue muy difícil creer que había falsos positivos, pero que siempre actuó a tiempo.

Sin embargo, reconoció que cometió un error con un pronunciamiento que hizo sobre los jóvenes asesinados en Soacha. “Fue un error cuando dije que: “no estarían recogiendo café por información que había recibido”.

Agregó que este error lo cometió porque al principio eso: “no lo creía, ni la Fiscalía, ni las Fuerzas Armadas”.

Añadió que su Gobierno nunca: “le dio incentivos económicos a los miembros de las Fuerzas Armadas” y que sí llamó a los generales para pedir resultados, pero que eso mismo hacía con los demás funcionarios del Gobierno.

“Yo he sido muy exigente en resultados, entonces que me vengan a decir que porque yo soy así iban a cometer crímenes, por favor la culpa nunca es de quien exige resultados con transparencia”, explicó el expresidente.

Aclaró además, sobre los ascensos, que estos nunca se otorgaron a personas que tuvieron casos de asesinatos en persona protegida o ejecuciones extrajudiciales. Además: “Se ajustaban los  requisitos para las condecoraciones”.

Dijo también que en un momento algunos soldados en Cajamarca lo engañaron con relación a los falsos positivos: “Yo visité Cajamarca y, me da mucha tristeza decir esto, me engañaron los soldados. Porque el día que llegué allí, me dijeron que unas personas habían fallecido en combate con las Farc y resultó que no fue así”.

Agregó que nunca se aplicó en el país la doctrina Vietnam, es decir el conteo de cadáveres: ”por favor aquí hay todas las pruebas, en el que se priorizaron las desmovilizaciones”.

En esta misma línea se presentó el momento más tensionante del encuentro cuando De Roux increpó al expresidente diciéndole que hubo numerosas denuncias de falsos positivos desde 2003 a 2006, pero solo se les puso cuidado en 2007.

Uribe respondió airado que “eso no es así”, porque durante esos años se estaban adelantando  investigaciones en ese caso y aprovechó  para criticar a la Comisión: “a ratos, y me da pena decirles esto, yo los escucho más en la tarea de enjuiciar que en la tarea de hablar y aclarar. Eso me preocupa mucho”.

Añadió que le dolió con el corazón que las Fuerzas Militares estuvieran cometiendo delitos pero que eso no impidió que adelantara las investigaciones y casi gritando le dijo al presidente de la Comisión: “¡Por Dios, padre! Cómo van a decir que no bastaban las normas cuando fueron presos 1.800 miembros de la Fuerza Pública gracias a las medidas que tomamos”. Sin embargo, el padre le recordó al expresidente que a pesar de esos 1.800 los homicidios siguieron subiendo.

CONVIVIR 

Otro de los temas que tocó el expresidente durante la charla con la Comisión de la Verdad fue el de las Convivir. Tema por el que ha sido acusado en varias oportunidades de ser el creador junto a su hermano Santiago Uribe.

Dijo que estas fueron creadas en una ley anterior a cuando fue Gobernador de Antioquia y agregó que no participó, ni en el decreto ni en la ley que las creó.

Explicó además que en el país hubo aproximadamente 700 Convivir y en Antioquia hubo 69.

Bajo esta misma línea también se presentó un altercado entre los Comisionados y el expresidente, cuando se le cuestionó sobre la cercanía entre militares y paramilitares y su labor en este caso, donde dijo que no se puede decir: “que no acabamos la convivencia entre Ejército y grupos paramilitares cuando fuimos nosotros los que desmovilizamos a los grupos paramilitares, qué mejor forma de acabar con eso que llaman convivencia”.

CONTROVERSIA POR  EL ENCUENTRO 

Este encuentro se realizó en el marco de la misión de esclarecimiento que realiza la Comisión de la verdad y aunque, de acuerdo con la Comisión, había un compromiso entre las partes de que no habría  transmisión pública, la oficina del expresidente sí lo transmitió.

Esto con el fin, según algunos sectores, de hablar de lo ocurrido durante su gobierno y no como un acto de esclarecimiento.

De hecho, el expresidente Uribe en el inicio de la reunión dijo que no reconoce la legitimidad de la Comisión de la Verdad, porque esta institución es producto del Proceso de Paz, y ellos ganaron el plebiscito./Colprensa

Notas Relacionadas