Presidentes y candidatos

En vísperas de las elecciones presidenciales de 1970, el presidente Carlos Lleras Restrepo asistió a la inauguración de una escuela del INEM en Ciudad Kennedy. Allí se pronunció, veladamente, en contra de la candidatura de Gustavo Rojas Pinilla, quien se enfrentaba a Misael Pastrana Borrero. Dijo que el país no podía votar en favor de la restauración de la dictadura.

El procurador de la época, Mario Aramburo Restrepo, quien había sido nombrado por el mismo Lleras ante la demora de hacerlo la Cámara Representantes –que era a quien le correspondía entonces—le envió una carta al mandatario en donde le dijo que “el señor presidente, al buscar defender su obra de gobierno, se excedió y su exceso bien puede hacer pensar que ha empañado la neutralidad que tantas veces ha ofrecido al pueblo colombiano en relación con el actual debate electoral”.

Aramburo, quien era un hombre de recio carácter, acompañó el regaño con otra carta en la que renunciaba al cargo. Lleras, quien también era un demócrata, aceptó la exhortación “y como gobernante republicano me someto a mis jueces naturales y recomendaré a la Cámara, que a la mayor brevedad se ocupe de la denuncia que contra mí han formulado algunas personas”.

En relación con la renuncia, no la aceptó y señaló que “mal podría aceptarla por el hecho de que usted considere que debe llamarme la atención sobre cualquiera de mis actuaciones públicas”.

¡Cómo cambian los tiempos! Hoy el presidente Duque se ha referido a algunos de los candidatos de su partido, no a todos –y menos a los de otros sectores– en una clara intervención en política, y ninguna de las autoridades competentes dice nada. La jefe del Ministerio Público, como si fuera una ministra más del gobierno, guarda silencio. Qué tiempos aquellos, cuando Lleras era Lleras y Aramburo aún no tenía el Cabello Blanco.

*Abogado*Historiador*Periodista 

Notas Relacionadas