Piden al gobierno soluciones reales y no parciales en vía al llano

Ante los cierres parciales que se han dado en el kilómetro 58 de la Vía al Llano debido al invierno en los últimos días con lo cual se ha empezado a afectar la economía de la región, desde el Congreso de la República se ha vuelto a cuestionar al gobierno nacional por dar una solución definitiva a la vía.

En tal sentido el representante a la Cámara, Alejandro Vega, aseguró que “constantemente hemos insistido en alternativas a la problemática de la vía al llano y aunque se prevé una solución cercana con el viaducto del Km 58, distintos puntos críticos siguen sin ser resueltos” y reclamó que haya “gerencia, eficacia y transparencia como respuesta al Meta y Guayabetal”.

El congresista liberal recordó que “experiencias pasadas como la caída del Puente Chirajara o la tragedia de Quebrada Blanca han dejado lecciones dolorosas en el país que no podemos repetir”. Vega pidió a la ministra de Transporte, María Ángela Orozco, que las acciones sobre la vía al llano no sean tardías porque “la crisis no da espera”.

También pidió intervención oportuna de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, como también de los organismos de socorro en el municipio de Guayabetal, al suroriente de Cundinamarca. En ese sector la lluvia ha obligado a que varios ciudadanos hayan tenido que dejar sus hogares que se han inundado y están en riesgo por posibles derrumbes. “Muchas víctimas de los derrumbes y cierres continúan a la intemperie y al olvido absoluto de la concesión”, señaló el congresista liberal.

Por su parte la primer vicepresidente del Senado, Maritza Martínez, manifestó que “se siguen presentando problemas en la Vía al Llano, la economía de los metenses se afecta y la incertidumbre para los viajeros crece; por esto insisto en una solución definitiva, esta vía necesita más que pañitos de agua tibia”.

Desde Villavicencio, su alcalde Felipe Harman, manifestó que no es posible que con las primeras lluvias del año “nuestra región termine incomunicada con Bogotá. Eso es parte de una irresponsabilidad asociada a una concesión, la más cara que tiene el país”.

/Colprensa

Notas Relacionadas