Piden a la Corte absolución para el representante Erwin Arias

Ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, los defensores del representante a la Cámara por Caldas del partido Cambio Radical, Erwin Arias Betancur, pidieron la absolución al considerar que no incurrió en el delito de violación del régimen legal o constitucional de inhabilidades e incompatibilidades.

Los hechos por los que investigan a Arias ocurrieron cuando era alcalde de Dorada, Caldas. El 10 de septiembre de 2012 suscribió el contrato 003041201 para el suministro de cafetería y elementos de aseo para dicha entidad por $26 millones.

El contrato lo realizó con Oscar Jaime Rivera Rodas, representante legal del establecimiento de comercio Código de Barras.

El lío se dio luego de que se presentara una demanda en la que se denunció que dicho representante legal, tenía para ese entonces, la condición de servidor público (era docente en una vereda en Puerto Salgar, Cundinamarca) por lo cual se incurrió en una irregularidad.

Por esa razón, en marzo 2016 la Fiscalía le imputó a Arias los delitos de violación del régimen legal o constitucional de inhabilidades e incompatibilidades.

Luego, por haber sido elegido representante a la Cámara, la Corte Suprema de Justicia asumió el expediente que adelantaba la Fiscalía.

El alto tribunal solicitó copias documentales del contrato, los certificados de Cámara de Comercio del establecimiento comercial con la cual se hizo el contrato, los documentos que consigan los ascensos como docente de Rivera en el escalafón nacional docente, entre otras.

La Corte ordenó al CTI hacer un examen pericial sobre un posible detrimento patrimonial que le haya podido provocar a la Nación las supuestas irregularidades en este contrato. En el proceso, además, este docente habría afirmado desconocer la inhabilidad para contratar derivada de sus funciones.

En la audiencia llevada a cabo esta mañana, el representante a la Cámara aseguró que nunca conoció al docente Rivera Rodas y que desconocía en ese momento que estuviera inhabilitado para la adjudicación del contrato.

Arias aseguró que, sin endilgarle culpa a los funcionarios que en ese momento trabajaban en su alcaldía, todos incurrieron en un error al no revisar que el docente no podía suscribir dicho contrato.

La defensa de Arias, en cabeza del abogado Jorge Córdoba, aseguró que el representante “defendió el principio de confianza” en la contratación, que el representante no sabía que el Rivera era servidor público y que “bajo ninguna circunstancia actuó con dolo”.

Los defensores aseguraron que en el proceso de contratación se incurrió en un error de tipo (cuando se desconocen los elementos normativos del contrato) lo cual conlleva a una exclusión de dolo, ya que Arias no conocía los impedimentos para la contratación.

La defensa agregó que el Comité de Evaluación, la parte jurídica y demás encargados de revisar los requisitos legales no advirtieron de la inhabilidad, por lo cual Arias nunca tuvo conocimiento del presunto hecho irregular.

Por lo anterior, los abogados defensores pidieron a la Corte que, al emitir una sentencia condenatoria, se absuelva al representante a la Cámara y se tenga en cuenta que el comportamiento no fue doloso.

/Colprensa

Notas Relacionadas