Magdalena y Atlántico están incomunicados por arremetida del río

Piden que se actúe con prontitud en la solución definitiva a la compleja situación ambiental que vive esa población del Magdalena. 

La situación en Salamina a causa de la erosión del río Magdalena, es cada vez más compleja; ante los últimos desprendimientos de tierra, el alcalde Luis Ramón Orozco informó que ordenó paralizar el transporte fluvial en comunicación con el Atlántico.

Dijo a través de sus redes sociales que la erosión fluvial del río del Magdalena sigue socavando lo queda del puerto ferri.

“Con el fin de preservar vidas humanas, se paraliza el servicio de transporte de ferri del departamento del Atlántico al departamento del Magdalena, entre tanto las autoridades constituidas para solucionar esta situación hagan presencia en el sitio”, indicó.

Además, advierte que en las próximas horas el río podría hundir varios establecimientos comerciales que se encuentra en la zona.

“En estos momentos el río Magdalena sigue acabando con lo poco que queda del puerto del ferry, sin que el gobierno nacional tome acciones contundentes sobre el problema”, añadió.

Por su parte el jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo del departamento, Jaime Avendaño, volvió a insistir que las obras adelantadas por la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena, Cormagdalena, que fueron adjudicadas a la empresa Dragados Hidráulicos S.A, no dieron ningún resultado.

El contrato fue adjudicado para realizar las obras de dragado que permitan desacelerar los fenómenos de erosión y socavación que se presentan en la margen derecha del río Magdalena entre los municipios de Salamina y El Piñón, en el departamento de Magdalena.

El objetivo del dragado contratado es inducir el caudal del río Magdalena hacia el brazo izquierdo, reduciendo y disminuyendo las velocidades en la margen derecha que están ocasionando los procesos erosivos y de socavación, y que, en los últimos dos meses, se han llevado parte de la banca de la vía (km 2.1 y km 2.4) que comunica a los dos municipios.

“La obligación de evitar que el fenómeno de erosión no se presentara es de Cormagdalena, así ellos digan que no, pues es su obligación porque su objeto dice sobre la conservación de tierras y que tierras se deben conservar, pues las que se encuentran en la margen del río. Su primera obligación era la identificación y proteger”, dijo Jaime Avendaño.

Dijo que no funcionó la llamada solución y dudó de la veracidad de los estudios técnicos adelantados por Cormagdalena.

“Cormagdalena dijo que la solución era el dragado, el dragado se hizo, no sirvió y no servirá; ni siquiera se impactó de manera adecuada, todo porque abandonó todo principio de participación comunitaria, cualquier concepto técnico orientado a brindar una solución. Sus aspectos técnicos indicaron que se iban a dragar seis polígonos, apenas se dragaron dos, que iban a retirar 582 mil metros cúbicos y los iban a disponer en la isla, apenas afirmar que fueron 300 mil metros cúbicos. Si vemos el proceso de erosión, ahora es mucho más grande, entonces ¿esos 300 mil metros cúbicos dónde están?”, cuestionó el funcionario de la Gobernación del Magdalena.

Acotó: “Si no es por las acciones que realizó la Unidad de Gestión del Riesgo, la Gobernación del Magdalena y la Alcaldía de Salamina y el Invías, nosotros tendríamos hace meses un municipio inundado. La obra fue adjudicada por $9.999 millones y tenía un plazo de ejecución de 45 días, pero duró tres meses; ya oficiamos a la Procuraduría, se dijo algo y no se hizo, quien vigila, estamos esperando una respuesta”.

Notas Relacionadas