Expedición ‘Caribe Respira’ llega al mar de Santa Marta

Buzos de la Armada Nacional extraerán del fondo marino todo tipo de desechos que posteriormente serán reciclados para lograr una economía circular. 

Samarios y turistas están a la espera del arribo a esta ciudad de la expedición ‘El Caribe respira… ¡Salvemos nuestro mar!’, prevista para el domingo 22 de agosto.

El mar de Santa Marta estará engalanado con la presencia del velero Tortuga al mando del capitán Franco Ospina, quién durante una semana con el apoyo de barcos de la Armada Nacional estarán haciendo limpieza en las playas Los Cocos y Playa Blanca.

Se trata de una travesía ecológica de W Radio y Coca-Cola Colombia con el apoyo de la Armada Nacional a través de la Fuerza Naval del Caribe y Acoplásticos con la cual se busca recoger más de 150 toneladas de plásticos y residuos depositados en el mar y las playas creando conciencia de la importancia del reciclaje para salvar los océanos.

El viaje que inició el 13 de agosto y durará 7 semanas atravesará La Guajira Santa Marta, Barranquilla, Cartagena y Coveñas para llegar al Urabá y finalizar en San Andrés, Providencia y los cayos (Serrana, Serranilla, Roncador, Quitasueño, Rosalinda).

Los residuos que sean encontrados tanto en la limpieza de playas como en las jornadas de limpieza submarina que se adelantarán en puntos clave de Santa Marta y en las Islas del Rosario cerca a Cartagena, por parte de buzos especializados de la Armada Nacional serán entregados en las costas a entidades encargadas de reciclarlos para lograr una economía circular.

Vale mencionar que el velero Tortuga ya tiene 40 años. Es un Formosa de 56 pies, unos 17 metros de longitud. De estos veleros se hicieron solo 100 entre 1970 y 1980. El capitán Franco Ospina lleva 7 años al mando del velero, el cual adquirió junto a su socio Adolfo Hoyos en la isla caribeña de Santa Lucía cuando un ciudadano alemán decidió venderlo luego de haber fallecido su compañero de viajes en el velero y también su hermano.

Del fondo marino muy seguramente lograrán extraer llantas, plásticos, botellas, latas y todo tipo de desechos que llegan al océano no solo a contaminarlo sino a invadir el hábitat de las especies marinas, que inclusive varias de ellas mueren asfixiadas al confundir las bolsas plásticas con medusas o al tragarse tapas que obstruyen sus tráqueas.

Notas Relacionadas