Gobernación decreta la calamidad pública

Centenares de familias tuvieron que abandonar sus viviendas porque el agua las anegó por completo. 

Con el fin de atender y buscarles soluciones a las afectaciones causadas por la lluvia y el desbordamiento del Cañito Riito, en el municipio de Fundación, la Gobernación del Magdalena, en petición por la Alcaldía Municipal y en unanimidad, decretó la Calamidad Pública en la población.

La decisión fue tomada en un Consejo Departamental de Gestión del Riesgo en el que participaron todas las autoridades correspondientes

Durante la reunión, que fue convocada por el gobernador Carlos Caicedo, se estableció trabajar coordinadamente en campo las ayudas y las acciones de respuesta que brinde la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y Desastre.

También se coordinará la intervención con maquinaria amarilla en la zona, en cabeza de la Gobernación del Magdalena. Así como también se entregaron 1.000 sacos para atender la emergencia.

De la misma manera, se apoyará a la comunidad con la estrategia de ollas comunitarias para atender a la población afectada, toda vez que aproximadamente son 3 mil 782 familias.

Jaime Avendaño, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastre Departamental, enfatizó en que “se realizará limpieza de canales y rejillas para facilitar el proceso de evacuación de aguas. También el monitoreo de los niveles de los ríos, a través de la Defensa Civil y Bomberos. Efectuaremos el acompañamiento y apoyo a la comunidad que se le presentaron inundaciones dentro de su vivienda y la elaboración de EDAN, que son organismos de socorro por parte de la alcaldía y Gobernación”.

DRAMA EN LOS MUNICIPIOS 

Con los brazos cruzados y sin saber qué hacer, permanecen los habitantes de varios municipios del Departamento del Magdalena, por cuenta del fuerte aguacero que anegó por completo sus viviendas.

De acuerdo con el reporte entregado por la Defensa Civil, las poblaciones que resultaron afectadas fueron Fundación, Aracataca, El Retén y la Zona Bananera dejando un total de 3 mil 782 familias damnificadas.

El informe emitido por el organismo de socorro también revela, que el puente vial que comunica a Fundación con Aracataca colapsó como consecuencia de la fuerza del afluente dejando a centenares de personas sin poder desplazarse hacia sus lugares de trabajo.

Al respecto, el comandante de la Defensa Civil del Magdalena, coronel Karlotz Omaña, manifestó que el panorama en las localidades que terminaron anegadas es desolador, puesto que las familias todavía no cuentan con un albergue en el que puedan resguardarse.

“Municipio de Fundación, desbordamiento Rio Fundación inundando su casco urbano donde quedaron 19 barrios con un total 1500 familias afectadas. Municipio de El Retén, desbordamiento Rio Fundación inundando La vereda San Pedro, afectando 10 familias y municipio de Zona Bananera, desbordamiento Rio Sevilla, inundación Corregimiento de Guacamayal afectando 47 familias”, sostuvo el oficial.

AFECTADOS CLAMAN AYUDAS 

Mariano Barros, residente en el municipio de Fundación y quien resultó afectado por cuenta de la emergencia, manifestó que él al igual que cada integrante de su familia, tienen prácticamente el ‘agua en el cuello’ y esperan ayudas inmediatas ante el inminente peligro de un nuevo desbordamiento del afluente debido a las precipitaciones.

“Nosotros quedamos prácticamente en la calle pues lo perdimos todo y de momento no ha aparecido ningún ente que nos suministre la ayuda y así nos puedan colaborar. Hasta algunos de los animalitos que teníamos en la granja se nos murieron ahogados al ser arrastrados por la corriente del afluente”, indicó.

LOS CULTIVOS SE PERDIERON 

David Manjarrés, uno de los campesinos que resultó afectado por la emergencia invernal, visiblemente compungido por la pérdida total de las hortalizas que con tanto sacrificio cultivó, indicó que le será difícil volver a plantar los alimentos toda vez el cauce de la corriente hídrica disminuya su nivel.

“Estamos muy tristes acá en la Zona Bananera, pues el trabajo que hicimos durante meses fue destruido por el agua del río y ahora nos toca sacar plata de donde tenemos para poder cultivar nuevamente y vender esos alimentos con el que generamos dinero para llevarle el sustento diario a nuestras familias”, acotó el labriego.

RECOMENDACIONES  

El director de la Defensa Civil, indicó que “la recomendación que le hacemos a las personas en este momento es estar muy atentos a la información que brindan los organismos de socorro en los diferentes medios de comunicación, tanto redes sociales, como prensa hablada y escrita, donde iremos transmitiendo las alertas que va emitiendo el Ideam, estaremos dando toda la información de cómo será el comportamiento del clima en los próximos días, asimismo, es pertinente decirle a las personas que viven cerca de las riberas de los diferentes ríos que descienden de la Sierra Nevada de Santa Marta,  hablamos de este caso de la zona rural del río Guachaca, Buritaca y Don Diego y en el distrito de Santa Marta, en el río Gaira y Manzanares, porque estás creciente súbita se pueden volver a presentar producto de las lluvias”.

Karlotz Omaña, añadió que “las personas deben estar muy atenta a cualquier cambio que se pueda presentar en el color o en él en la característica de las aguas de los diferentes ríos y quebradas, esto puede generar una especie de alerta temprana con respecto al incremento en el nivel de los mismos. Cuando se presenta alguna situación especial tomar contacto con los organismos de socorro, en este caso la Defensa Civil, para poder realizar el acompañamiento respectivo con estas organizaciones juntas y comités que tenemos el distrito de Santa Marta y el sector rural”.

Finalmente, se les recomienda a los ciudadanos, no obstruir las vías de escorrentía superficial en los cerros, y evacuar los inmuebles si evidencian quebraduras en las paredes, el piso cruje, ingresa lodo, piedra a las viviendas, brota agua de la pared de los cerros o son testigos de algún deslizamiento. Igual que en las rondas hídricas si se evidencian erosión del suelo o desmoronamiento de las bases de las viviendas ubicadas en estas zonas de alto riesgo.

Notas Relacionadas