Gobernanza global y cambio climático

El mundo necesita instituciones de Gobernanza global porque en el contexto de la cooperación internacional entre los países se encuentran los mecanismos y los instrumentos para enfrentar flagelos y problemáticas que no afectan a un solo pías o a una región en particular, sino que pueden afectar, guardadas las proporciones, a todos los países del mundo, como es el fenómeno del calentamiento global. Así, por ejemplo, los países que han adherido al Pacto de París se han comprometido a la adopción de medidas que eviten la incidencia de prácticas en el calentamiento global, como es el caso de las emisiones de carbono. Al mismo tiempo, países como Estados Unidos se habían comprometido a aportar recursos para las naciones que menos capacidad y posibilidades tienen en la implementación de los compromisos que se han asumido en el marco del Pacto de París.

Recordemos que dicho Pacto es un acuerdo dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases que busca mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2°c y limitarlo a 1.5°c.

La Gobernanza está fallando a pesar de la voluntad expresada por los países industriales y de los instrumentos que se han adoptado porque faltan medidas y campañas masivas de mitigación y adaptación al interior de los países. Los esfuerzos que se están haciendo son insuficientes en materia de ahorro y eficiencia energética. Frenar el ritmo del cambio climático es una responsabilidad que involucra y compromete al conjunto de la sociedad y a todos los países.

En el 2030 la población y las clases medias aumentaran y seremos más urbanos. Según cálculos de los expertos la demanda de energía aumentará en un 16% y, por tanto, la utilización del agua en los procesos industriales también se incrementará. De esta manera se puede decir que el manejo de la problemática del cambio climático reclama toda la atención desde el punto de vista de las instituciones de la gobernanza global porque causará tensiones en el escenario internacional al involucrar variables como el uso y la preservación del agua por la escasez que puede generar el impacto climático, y la demanda y el consumo de energía. Se calcula que por cada grado de calentamiento global aproximadamente un 7% de la población mundial estaría expuesta a una disminución de al menos 20% de los recursos hídricos renovables, dice el Informe de políticas ONU-Agua sobre el cambio climático.

En Colombia la autoridad ambiental debe hacer alianzas estratégicas con las entidades competentes del Estado, que incluye los municipios y departamentos, con el fin de redoblar esfuerzos para avanzar en la implementación de las medidas que permitan ahorrar el consumo de energía, adoptar tecnologías limpias, plantar árboles; medidas en la utilización de vehículos y electrodomésticos. Se recomiendan acciones urgentes para proteger y restaurar los ecosistemas, apoyar a pequeños productores agrícolas, promover las energías verdes, combatir los contaminantes de vida corta y avanzar en la adaptación y no quedarse en la mitigación.

*Exdefensor del Pueblo 

Notas Relacionadas