Creció el transporte ilegal y no se cumple el pico y placa

El gremio asegura que nunca llegan los responsables a atender los siniestros viales, hay pocos agentes de tránsito e incluso, no se respetan las normas de tránsito en plenas avenidas principales por la falta de autoridad. 

El gremio que congrega a los taxis en la ciudad denunciaron ayer que la ciudad está en completo caos en materia de movilidad porque se adolece de una autoridad que actúe bajo el imperio de la ley.

Consideran que la movilidad y el transporte en Santa Marta están degradados y sin autoridad, y afirman que hace falta de voluntad política y, por ende, falta de instrucciones, falta de decisiones y falta de acciones por parte del Gobierno local.

El gremio de transporte público denunció que en las calles y avenidas de la capital del Magdalena no hay autoridad de tránsito, situación que ha conllevado al aumento de inseguridad, a los frecuentes atracos porque cientos de motocicletas circulan sin placas o con ellas cubiertas.

“La movilidad se le salió de las manos a la alcaldesa Virna Johnson. Urge una decisión inmediata en la que se demuestre que hay un mandatario capaz de reestructurar, pero, también de actuar frente a una situación que afecta a todos los ciudadanos, desde los conductores de servicio público, vehículo particular, motociclistas hasta los peatones” señaló Yorley Oses, representante de los taxistas.

AFECTACIONES 

La falta de autoridad y falta de control conlleva a que todos los conductores sufran afectaciones. Los siniestros viales no son atendidos a tiempo, el esfuerzo de los motociclistas por tener su documentación al día se está viendo “empañado” por un gran número de motocicletas que están siendo operadas por conductores sin licencia y sus vehículos o motos sin algún tipo de documentación al día.

Docenas de conductores de taxis reportan que son frecuentes los accidentes y daños provocados por motociclistas que se dan a la huida tras los siniestros viales, y, que incluso, han dejado tirados a pasajeros que transportaban y tras una caída o golpe con otro vehículo, los abandonan a su suerte.

“Estamos hablando de controles viales, pero, también de la vida de los mismos samarios, quienes no se imaginan la situación a la que pueden enfrentarse tras un accidente que incluso, hemos tenido nosotros que reportar para que sean atendidos médicamente al haber sido abandonados en los mismos hechos”, señaló Oses.

CAOS 

Los representantes de taxis aseguran que la ciudad está en completo caos en materia de movilidad. Los vehículos se “vuelvan” los semáforos, aumentaron las estadísticas de accidentalidad, pero, no hay agente de tránsito suficiente para atender a cada llamado, por lo que se debe esperar entre tres y cinco horas para que lleguen los responsables de ejecutar el croquis de los siniestros viales.

“Hemos llamado a la alcaldesa en varias oportunidades y es importante decir que no se trata de un secretario de movilidad, se trata de decisiones que solo puede tomar ella como mandataria, tales como el aumento del cuerpo de agentes de tránsito o la renovación de contrato con la Policía de Tránsito, acciones que se evidencian en el control y vigilancia.

NO HAY AGENTES SUFICIENTES 

El gremio de taxis asegura que el parque automotor de Santa Marta supera los 100 mil vehículos, lo que evidencia una falta de planeación y acción para el número de agentes de tránsito que operan en la ciudad que sólo equivalen a 15 hombres, los cuales se turnan por horarios y por ende, en este momento la ciudad cuenta con cinco controladores y vigilantes de tránsito.

“Santa Marta está gravísima en materia de control y vigilancia de tránsito, tiene menos agentes que ciudades que son mucho más pequeñas y cuentan con el doble del personal de vigilancia” manifestó Yorley Oses.

La falta de control en materia de movilidad ha propagado la ilegalidad en el transporte público, tal como el aumento del mototaxismo, la falta de reglamentación en los papeles al día de los vehículos, parrillero hombre en cualquier sector de la ciudad y hasta la falta de elementos de protección como el casco.

Notas Relacionadas