Las nuevas condiciones de navegación en el Puerto de Barranquilla

La Dirección General Marítima (Dimar), a través de la Capitanía de Puerto de Barranquilla, en el último informe dio a conocer las nuevas condiciones de navegabilidad en el canal de acceso al Puerto de Barranquilla y consisten en que solo se permite el ingreso de buques con un máximo calado de 7.2 metros.

De acuerdo con el seguimiento y análisis permanente de las condiciones océano-atmosféricas en el canal de acceso con batimetrías, análisis técnicos, variación de las condiciones y análisis de cada una de las embarcaciones correspondiente a la época seca; además de la alta sedimentación observada en algunos puntos del canal de acceso que se presenta por factores atmosféricos, la Dimar señala que hay restricciones para la entrada y salida de embarcaciones a la zona portuaria de la ciudad.

Según la Capitanía de Puerto de Barranquilla, los siguientes calados máximos de ingreso y salida de los buques están así en estos momentos:

Buques con eslora menor a 180, calados menores a 6.9, no tienen restricciones; y entre las observaciones que hace la Dimar están que deben tener 30 centímetros de asiento positivo y navegar en condiciones océano-atmosféricas favorables.

Buques con eslora desde 180 hasta 200 metros, con calados desde 6.9 hasta 7.2 solo podrán navegar durante el día. Entre las observaciones que hace la Dimar, se encuentran que deben tener 30 centímetros de asiento positivo y navegar en condiciones océano-atmosféricas favorables. Además, debe hacer análisis de las condiciones adicionales y que haya una marea positiva.

“Todas las motonaves superiores a 180 metros de eslora y/o calados superiores a 6.9 metros tendrán previo análisis de las condiciones presentes” dice el informe.

Agrega que “se procederá a realizar análisis en la maniobrabilidad de cada embarcación que se encuentre sobre los límites máximos permitidos y se estará informando sobre los avances del sector de acuerdo con las intervenciones y afectaciones que se vienen presentando. Asimismo, se estará informando previamente las consideraciones de seguridad que requieran ser adoptadas”.

La Dimar solicita a la comunidad náutica y ribereña en el sector Las Flores extremar las medidas de seguridad de las lanchas y embarcaciones propias que se encuentran cercanas a la ribera del Atlántico, debido al tránsito de embarcaciones mayores en ese sector y la labor de dragado en el canal de acceso.

“Este calado estará vigente hasta una próxima actualización; cualquier cambio o restricción que se presente se informará para adoptar las medidas necesarias, garantizando la seguridad integral marítima y fluvial del país”, termina diciendo el informe.

BARRANQUILLA (Colprensa).

Notas Relacionadas