Covimar pidió reversar el contrato del proyecto mulaló-loboguerrero

 El pasado primero de julio, un panel de expertos, convocado por el Concesionario Nueva Vía al Mar (Covimar), dirimió la controversia que, respecto de la configuración de una Fuerza Mayor Ambiental y de un Evento Eximente de Responsabilidad, existía entre Covimar y la ANI, otorgándole la razón al Concesionario.

De esta manera es reconocida por segunda vez una Fuerza Mayor Ambiental que se encuentra configurada desde el 19 de octubre de 2019.

Por esta razón, el Concesionario se encuentra en causal de terminación anticipada y solicitó en días pasados a la ANI el inicio de la etapa de reversión del contrato.

Si se suma el tiempo en el que el proyecto ha estado afectado por eventos de Fuerza Mayor Ambiental, estos superan ya los cuatro años, de los seis que han pasado desde que se suscribió el Acta de Inicio del Contrato.

Dado que que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), no se pronunció sobre el caso, el Concesionario instauró demanda ante Tribunal de Arbitramento, el pasado 12 de agosto de 2021, con el objetivo de que sea declarada la terminación del contrato y se proceda a la reversión y liquidación del mismo.

Notas Relacionadas