Aumento de 92 % en precios del Glp impactará a cerca de 12 millones de usuarios

El alza en los precios del Gas Licuado de Petróleo (GLP) parece no tener techo al observar los casi ocho meses de incremento continuo, el cual totaliza a corte de agosto 92 %.

El aumento en el valor de este tipo de hidrocarburo genera repercusiones negativas en los 12 millones de usuarios que actualmente emplean el butano y el propano en todo el país, es decir, 3,4 millones de familias.

El combustible ha sumado a su cotización 922 pesos por kilogramo tan solo en lo corrido del año, por lo que entró a regir la última tarifa permitida por la regulación para el período comprendido entre el 15 de agosto y el 14 de septiembre.

Por ejemplo, al observar la tendencia de continuo crecimiento del precio del producto generado en Cusiana y Cupiagua, principales fuentes de suministro de GLP en Colombia, es posible anotar que solo en el último mes la cifra pasó de 1.577 a 1.873 pesos por kilogramo.

Felipe Gómez Alzate, director ejecutivo de Agremgas, explicó que las razones principales del alza son el elevado nivel de precios del propano y el butano (índice de Montbelvieu) y la devaluación del peso (TRM), que impactan la formula tarifaria diseñada para el precio del GLP regulado.

Alejandro Martínez Villegas, presidente de la Asociación Colombiana del GLP (Gasnova), manifestó que la situación podría implicar que el sector incluya mayores importaciones en su oferta para atender la demanda interna del combustible.

Así, Vanessa Viola, vicepresidente senior para Latam de Argus Media, aseguró que es importante entender la dinámica de mercado internacional, específicamente en Europa y Asia.

Apuntó que “habrá un crecimiento de 3 % en 2022 en la producción, pero la transición energética contribuirá a la reducción de la demanda”.

Por su parte, el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, dijo que la estatal representa 25 % de la cadena de valor del sector y que han aumentado la oferta de GLP en 6 % para Colombia.

En este sentido, los distribuidores se han visto abocados a no trasladar los precios al consumidor final y a reducir los márgenes operativos al mínimo, con mayores exigencias en caja.

Ante dicho escenario, fuentes del Ministerio de Minas y Energía, explicaron que trabajan con la Creg para suavizar los picos que se observan en la volatilidad del precio para no ser trasladados por distribuidores y comercializadores al usuario.

Adicionalmente, teniendo en cuenta que el servicio publico domiciliario de GLP llega a más de 1.050 municipios, departamentos como Antioquia, Cundinamarca y Bogotá, Valle del Cauca y Nariño, serían los más afectados por el aumento generalizado de los precios.

Notas Relacionadas