Santa Marta entre las ciudades más costosas del país

A diario, los consumidores que acuden al principal centro de abastecimiento de la ciudad, ponen de presente que ciertamente Santa Marta es la ciudad más costosa de Colombia.

Los productos de la canasta familiar que sufrieron una mayor variación de precios son la carne de aves (8,16 %); y los huevos (6,25 %), que registraron alzas en los precios.  

POR 
KATHERYN 
SANTAMARIA 

Durante la semana, Santa Marta fue noticia a nivel nacional porque de acuerdo con datos revelados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE-  sobre el Índice de Precios al Consumidor IPC, posiciona a la capital del Magdalena como la ciudad con mayor inflación en Colombia con una variación del IPC del 0,71 %. Eso en términos técnicos. Pero en palabras más sencillas ello quiere decir, que hoy Santa Marta es la ciudad más cara del país, es decir, donde ´todo está por las nubes´.

Según informó el DANE los grupos que tuvieron mayores variaciones en los precios fueron los arriendos (1,07 %) y Electricidad (1,39 %).

Además, los productos de la canasta familiar que sufrieron una mayor variación de precios son la carne de aves (8,16 %); y los huevos (6,25 %), que registraron alzas en los precios.

La emisora RADIOHOY.COM aliada de HOY DIARIO DEL MAGDALENA, salió a las calles de la ciudad para conocer el concepto de los samarios y saber si ¿es cierto de que Santa Marta sea la ciudad más costosa?

“El impuesto predial, la energía, el agua y cuando hay agua se debe utilizar más la energía por la motobomba, antes Santa Marta era un vividero económico en comparación con otras ciudades de Colombia, pero ya no es así”, expresó Marina Castellar a la estación radial.

Mientras que Lucas Martínez explicó que “Santa Marta fue la ciudad en la que más aumentó el IPC en 2020, es decir registró la más alta inflación en ese año, pero eso es muy distinto a decir que es la ciudad más cara. Es la ciudad en la que más se encareció el costo de vida el año pasado, pero eso no quiere decir de ninguna manera que sea la más cara”.

Por su parte, Rafael Gómez dijo al medio de comunicación digital “Si creo que sea la más costosa, por ejemplo, el costo de los huevos, los tubérculos, las carnes son muy elevados y eso que no tienen el impuesto de la reforma tributaria, el pasaje en 2 mil y una carrera de taxi mínima en 6 mil me parece caro en una ciudad tan pequeña, asimismo los impuestos de rodamiento del parque automotor son más caros que en otra ciudad, el impuesto predial también es carísimo.  Y así, hay un sin número de productos demasiado caros.

De igual forma Karen Mejía, aseguró que “en realidad si es muy costoso vivir en Santa Marta, los servicios son elevados, los alimentos más igual, no se come carne si no huevo y a parte también está costoso, se sabe que se debe traer frutas y verduras del interior del país tal vez eso eleva los costos, pero hasta los arriendos son bastante costosos, y para una ciudad que ni siquiera tiene oportunidades de trabajo, es muy mala la calidad de vida”.

Los vendedores también tuvieron espacio en ´Actualidad Noticiosa´ y dejaron su opinión  “Si es verdad, yo en lo personal que trabajó en El  Rodadero como vendedora ambulante y he sentido ganas de llorar al ver como cada vez que voy a comprar algo de mi mercancía tiene  nuevo precio me da tristeza de verdad al ver como abusan de nosotros, y más tristeza me da cuando veo que los dueños son venezolanos y los colombianos no dicen nada,  estoy decepcionada de la gente de ver como imponen sus reglas especulan los precios de todo y yo vendo es plástico algo que es barato y aquí está por las nubes”, expresó María López.

Los turistas que pasan vacaciones en la ciudad, al escuchar el tema en el espacio radial se comunicaron y dejaron su mensaje “Creo que me detendré a pensar seriamente si es Santa Marta el lugar donde me quedaría viviendo definitivamente, con la situación así de costosa es mejor optar por otras opciones, aunque últimamente la mayoría de los productos básicos están muy costosos” dijo Edna Ojeda.

Se espera que esta alza de precios en la ciudad de Santa Marta obedezca a un escenario temporal en el que paulatinamente se regulen los precios a los consumidores, dado que, de no ser así se pondría en grave riesgo las condiciones de vida de los samarios y de la reactivación de la economía que inicia gradualmente con la llegada de turistas y la recuperación del tejido empresarial.

Precisamente desde el Programa Santa Marta Cómo Vamos analizaron la variación de precios al consumidor y el comportamiento de la inflación para junio del 2021 en el Distrito.

“Los productos de la canasta familiar que sufrieron una mayor variación de precios son la carne de aves (8,16 %); y los huevos (6,25 %), que registraron alzas en los precios como consecuencia de la baja oferta debido a la escasez que se generó por el cierre de vías durante las jornadas del paro nacional. En el caso puntual de la producción avícola, se sacrificaron cerca de medio millón de aves las cuales no pudieron ser alimentadas o transportadas a distintas zonas del país”, detalla el comunicado.

Asimismo, el arriendo tuvo una variación del 1,07 %; y los servicios públicos entre junio -julio de 2021 registraron alzas en sus tarifas. Por una parte, la energía eléctrica tuvo una variación del 1,39 % y de acuerdo con la empresa AIR-E habrá un nuevo aumento del 9 % para el sector residencial y 5 % para el industrial; por su parte el servicio de acueducto y alcantarillado incrementó la tarifa en un 34 %; y el gas domiciliario presentó en julio una variación del 3,19 % con respecto al mes anterior.

“El primer efecto que tiene la inflación se ve reflejado en los bolsillos de los samarios, que han visto disminuida su capacidad adquisitiva para poder acceder a elementos básicos como el arriendo, que tuvo una de las mayores variaciones en su precio del 1,07 % durante el mes de julio; alimentos y servicios públicos como el agua y la electricidad principalmente”, señala el informe.

De acuerdo con lo anterior, desde el Programa Santa Marta Cómo Vamos, indican que “es importante no perder de vista el contexto socioeconómico que vive actualmente la ciudad, la cual presenta unos altos niveles de pobreza monetaria del 55,1 %; y de pobreza extrema del 23,1 %; una tasa de desempleo del 16,1 %; desempleo juvenil del 28,2 %; desempleo en las mujeres del 23,4%; 12,6 puntos porcentuales más alta que la de los hombres con 10,8 %; y una informalidad del 64 %, por lo que este aumento en los precios golpea fuertemente el bolsillo de los samarios”.

ESCENARIOS TEMPORALES  

Se espera que esta alza de precios en la ciudad de Santa Marta obedezca a un escenario temporal en el que paulatinamente se regulen los precios a los consumidores, dado que, de no ser así se pondría en grave riesgo las condiciones de vida de los samarios y de la reactivación de la economía que inicia gradualmente con la llegada de turistas y la recuperación del tejido empresarial.

Lo anterior se sustenta en el reciente informe de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, que señaló que durante el primer semestre de este año se crearon en el departamento más de 3.634 empresas, un 22.81% más que en mismo período del 2020, de ese número unas 2.206 de estas unidades se constituyeron en Santa Marta; mientras que la Asociación Hotelera y Turística de Colombia – Cotelco, informó que la industria turística reportó una ocupación en los hoteles, que superó el 90% y a la ciudad arribaron aproximadamente unos 52 mil turistas para el puente festivo.

Frente a este escenario, desde el Programa Santa Marta Cómo Vamos instan a las autoridades nacionales y locales a emprender acciones que permitan aliviar la difícil situación que atraviesa la ciudad, así como enfocar acciones que impacten directamente en la generación de empleo y reactivación económica.

Notas Relacionadas