‘Con robo de energía no se puede avanzar’: Air-e

En diferentes zona de Santa Marta y en los municipios del Magdalena, la empresa adelanta jornadas de mejora y mantenimiento de una red que fue abandonada por más de tres décadas. 

Un compromiso que tiene Air-e con la comunidad magdalenense, es mejorar el servicio de energía, para eso se ha venido invirtiendo más de $100 mil millones en infraestructura 

Está claro que bajo ninguna circunstancia la empresa Air-e puede seguir permitiendo el robo de energía por parte de los usuarios. Ello además de ser una conducta inapropiada sancionada por el Código Penal, se constituye en un desangre que al mes le cuesta a la compañía la bicoca de 18 mil millones de pesos mal contados.

Han pasado 10 meses desde que la empresa Air-e tomó el rumbo del servicio de energía en el Magdalena, Atlántico y La Guajira, y desde ese entonces los indicadores han dado una favorabilidad de mejoramiento del servicio en los departamentos de más del 50%. Así lo indicó el gerente General de la empresa Air-e, Jhon Jairo Toro, quien indicó que el principal reto de la entidad, es mejorar el servicio, pero también eliminar dos culturas que han hecho una oscura tradición: el hurto de energía y la del no pago.

Las pérdidas están a la vista: entre los $500 y hasta $600 millones diario provocan las conexiones ilegales en el Magdalena. Ello lo confirmó en diálogo con RADIO HOY, John Jairo Toro, gerente de la empresa Air-e, encargada del suministro del servicio.

Mientras usuarios del sector residencial de Atlántico, Magdalena y La Guajira se quejan del incremento del 9% en las tarifas de energía a partir de este mes, el robo de electricidad fue uno de los factores que llevaron a la Comisión Reguladora de Energía y Gas (Creg) a autorizar el aumento, dijo el ingeniero Jhon Jairo Toro, en diálogo con RADIO HOY.

Dijo que el hurto de energía en la costa es muy superior a las otras regiones del país y alcanza el 35% de lo facturado por la empresa, dineros que se dejan de invertir en las mejoras de infraestructura eléctrica que requiere la región. Además de esto, según el directivo, más de la mitad de los usuarios no pagan la factura.

Manifestó que, en Magdalena, la situación es compleja, pues el hurto de energía supera el 40%: “El hurto de energía los pagamos todos los usuarios con un deterioro en la calidad y cuando un usuario permite que otro se conecte de manera irregular en su barrio, lo que está haciendo es dañar la calidad del servicio. Cuando no le prenden los equipos, es porque hay gente que se conecta ilegalmente en el sector, dañando la calidad. Hoy en día el reconocimiento tarifario, lo que está diciendo es que la región nuestra es la que mayor hurto existe, el 35% de la energía está siendo hurtada”.

¿Por qué hay tantos cortes en el servicio de energía?   

“Recibimos una infraestructura totalmente deteriorada, durante más de 30 años que la gente en la región vio una gente en la región, vio una falta total en la inversión. Hoy en día podemos contar que hasta hoy hemos mejorado en un 50% la calidad del servicio. En el Magdalena tenemos menos cortes de energía, creo que la gente puede evidenciar permanentemente operatividad nuestra en los distintos sectores del departamento. Las personas pueden ver los cortes y estoy seguro que salen a la esquina ver los carros adelantando los trabajos de mantenimiento, las obras. Hoy en día todos los usuarios han percibido una mejora en la calidad del servicio. La presencia de la empresa por todos los sectores del departamento”.

¿Cómo avanzan las reuniones con los empresarios? 

“Desde nuestra llegada como nuevo operador del servicio de energía eléctrica en la zona norte de la región Caribe, la empresa Air-e ha desarrollado un amplio número de reuniones con empresarios de Santa Marta y el Magdalena. Hemos realizado mesas de trabajo con empresarios dialogando sobre las proyecciones de la compañía y sus compromisos de inversión y mejoramiento. Los empresarios han percibido la mejora en la calidad en el servicio, y eso incentiva a la reactivación.  A medida que podamos hacer lo que hemos venido haciendo con las cuadrillas, con los mantenimientos”.

¿En qué tiempo los usuarios del Magdalena podrán decir que cuentan con un buen servicio de energía; cuál es la proyección de Air-e? 

“Este es un mercado muy complejo con unas necesidades enormes desde el punto de vista de calidad, el reto más grande de nosotros en los tres departamentos es un tema de inversión que estaba rezagado y que hemos avanzado en 10 meses de operación, ¿cómo hemos avanzado? Mejoramos en un 50% los indicadores de calidad, y estamos mejorando en cuanto a temas de inversión en los habitantes de los tres departamentos. Con esa transformación podemos estar en los próximos tres años, dentro del estándar nacional de calidad de servicio de energía eléctrica. Entre tres y cinco años, vamos a recoger todo ese abandono que tenían en cuanto inversión y entregarles a los usuarios un buen servicio de energía, es nuestro compromiso.

¿Por qué las deudas de Eletricaribe ahora deben ser pagadas a Air-e? 

“No podemos hablar de una cultura de no pago, ese consumo que se hizo, la gente lo hizo, lo debe pagar, ese servicio no se puede regalar, eso no se puede hacer por Ley, tenemos esa obligación de cobrar las deudas. En reiteradas oportunidades, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, ha indicado que, si un prestador de un servicio público cede sus contratos de prestación de servicios a otro, se entiende que, el segundo sustituye al primero en sus derechos y obligaciones sin solución de continuidad.  Esto implica que Air-e podrá ejecutar las medidas de cobro y suspensión del servicio por mora del antiguo operador, en este caso Electricaribe. Algunas personas con mala intención están tergiversando fallos judiciales y de manera errada informan que los usuarios no deben pagar deudas que habían contraído con el antiguo operador. También hay que decirle a la gente que no se deje engañar, que hay personas que están utilizando ese tema como campaña política”.

¿Cuáles son los planes de normalización que tiene la empresa? 

“Cuando llegamos, encontramos que en Santa Marta existían más de 80 mil familias en condición de subnormalidad, este año esperamos a 20 empezarlas a normalizar. Ya en Puebloviejo se adelanta el proceso de normalización de más de 10 mil personas, con una inversión de $11.500 millones, lo que es uno de los tantos avances que se han generado y que la gente puede ver en lo que tiene que ser un óptimo servicio. Del total de los 263 circuitos, 238 han sido intervenidos con obras como cambio de redes, instalación de transformadores, herrajes, protecciones, labores de lavado y poda para evitar que las ramas de los árboles ocasionen fallas en el servicio. De los 263 circuitos eléctricos que tiene Air-e y que son sujetos a un estricto seguimiento de calidad, 214 han presentado mejoras en sus indicadores. Esto refleja que en alrededor del 73% de los circuitos, los clientes residenciales, comerciales e industriales han percibido la disminución de las interrupciones. Igualmente se lideran otros proyectos relevantes como el nuevo circuito Juan Mina, Silencio 11 y 12, Libertador 9, segunda línea Rio Córdoba-Zawady, segundo transformador para las subestaciones Bonda, Fonseca, Guacamayal, Plato, Uribia, Zawady, reemplazo del transformador de la subestación Pivijay, circuitos Aeropuerto 3, Malambo 7 y 8, Zawady 4 y 5”, concluyó diciendo el Gerente General de la empresa Air-e Jhon Jairo Toro.

Notas Relacionadas