Extrabajadores de Drummond denuncian desatención en salud

Extrabajadores enfermos de la Drummond Ltd se encadenaron el cuello en las instalaciones de la Oficina del Trabajo para llamar la atención a la ministra Griselda Restrepo y lograr su mediación ante la Allianz Seguros. /MONTINER ALVIS.

 

Muchas personas presentan una situación crítica padeciendo cáncer de pulmón, otros discapacitados, algunos que fueron pensionados por invalidez están enfermos postrados en una cama e inclusive ciegos por el estrés laboral y lo más grave: sin atención médica especializada.

 

 

Desprotegidos en el área de la salud se encuentran varios extrabajadores de la multinacional Drummond Ltd. quienes denunciaron la situación ante la Oficina del Trabajo regional Magdalena ya que algunos también se les están vulnerando sus derechos económicos.

De acuerdo con Moisés Padilla, presidente de la fundación ‘Estamos Unidos 3 Enfermos de Drummond’, la crítica situación en salud que vienen padeciendo muchas personas que laboraron en la multinacional carbonífera, les ha obligado a declararse en huelga de hambre para llamar la atención a la ministra del Trabajo Griselda Restrepo y lograr una mediación ante la aseguradora de vida Allianz.

‘‘Nosotros iniciamos una huelga de hambre en las instalaciones de la aseguradora de vida Allianz Seguros anteriormente Colseguros que era la Administradora de Riesgos Laborales cuando nosotros desempeñábamos nuestras labores en la empresa Drummond ya que se han despedido a más de 500 trabajadores enfermos y estamos desprotegidos’’, denunció Padilla.

El vocero de los extrabajadores fue categórico al manifestar que la preocupación crece al conocer unos documentos expedidos por la Superintendencia Financiera a Colseguros ARL en donde les permite retirarse de la administración de los Riesgos Laborales a pesar de tener un compromiso con 1.058 siniestros que no ha cumplido.

‘‘En la actualidad tenemos compañeros que están esperando una prótesis de pierna, otros esperan órdenes de cirugía, múltiples tratamientos y medicamentos. Hay familias que están padeciendo una crítica situación porque ni siquiera cuentan con el mínimo vital, mientras en otros hogares existen hijos sin poder culminar sus estudios, sin alimentación y sin salud’’, enfatizó Padilla.

 

Moisés Padilla, presidente de la fundación ‘Estamos Unidos 3 Enfermos de Drummond’, denunció la desprotección que padecen varios compañeros y su crítica situación de salud. /MONTINER ALVIS.

 

MESA DE TRABAJO

Varios extrabajadores de la multinacional carbonífera, entre ellos Johnny Valle, Jaime Carrillo Mejía, Jesús Antonio Galindo y la esposa de Antalcides Camacho visitaron ayer la Oficina del Trabajo regional Magdalena, ubicada en el Centro Histórico de Santa Marta, para asistir a una mesa de concertación, la cual no pudo efectuarse ya que el titular de esa dependencia Vilbrum Tovar Peña fue declarado insubsistente y aún no hay un funcionario nombrado.

‘‘Con sorpresa nos estamos informando que el titular de esta oficina Vilbrum Tovar quien lideró la instalación de una mesa de trabajo con asiento de las autoridades para analizar el tema y verificar nuestros derechos ya no sigue laborando acá y es muy triste ya que esta persona nos convocó el día 30 de noviembre a una mesa de trabajo donde también asistieron los representantes de las ARL, EPS, Superfinanciera, Defensoría del Pueblo, Personería y Salud Distrital, pero hoy 23 de enero cuando haríamos un seguimiento y análisis a los casos más difíciles que tenemos no se pudo hacer nada’’, enfatizó el vocero de los extrabajadores.

De acuerdo con la denuncia de Moisés Padilla, existen compañeros en una situación muy crítica padeciendo cáncer de pulmón, otros discapacitados, algunos que fueron pensionados por invalidez están enfermos postrados en una cama e inclusive ciegos por el estrés laboral y lo más grave: sin atención médica especializada.

‘‘Verdaderamente quedamos viendo un avispero al conocer la decisión adoptada por el Ministerio del Trabajo al declarar insubsistente al doctor Vilbrum Tovar, una persona que conocía nuestra problemática y quien había demostrado su voluntad para revisar los múltiples casos tanto de salud como económicos ya que existen situaciones complicadas como lo que acontece con las viudas donde la empresa no ha respondido como debe hacerlo’’, indicó el vocero.

 

Varias personas que laboraron en la multinacional carbonífera como Johnny Valle esperan una prótesis; Jaime Carrillo Mejía urge de 3 cirugías y Jesús Galindo requiere tratamientos médicos pero les están ‘bailando el indio’. /MONTINER ALVIS.

 

CADENAS AL CUELLO

Ante el panorama que padecen los cientos de extrabajadores de la Drummond por no contar con unos servicios especializados de salud y la no continuidad de la mesa de trabajo que había instalado en su momento el director territorial Vilbrum Tovar, un grupo de ellos se encadenó el cuello en señal de protesta en las instalaciones de la Oficina del Trabajo.

‘‘Queremos pedirle a la ministra Graciela Restrepo que se pronuncie sobre este suceso porque no estamos en capacidad se seguir en esta carencia de tratamientos médicos ni que se continúen vulnerando nuestros derechos. La desvinculación del doctor Vilbrum Tovar no solo trunca el proceso iniciado con nosotros sino que dilata y expone la vida de nuestros compañeros’’, denunció.

Según Padilla, la empresa Drummond Ltd tiene cerca de 3.000 empleados enfermos, de los 8.000 que prestan sus servicios a esa multinacional que ha adoptado como solución el despido para que después demanden y se inicie un verdadero calvario para quienes entregaron su fuerza laboral a esa compañía.

 

También podría gustarte