“Esto se pone en orden o nos escindimos”: Angélica Lozano

La Alianza Verde, el partido alternativo que más crecimiento político ha tenido Colombia en las últimas tres décadas, pasa en la actualidad la más dura de sus crisis: estar como la fuerza más sólida en la Coalición de la Esperanza o entrar al Pacto Histórico en donde se deben plegar a Gustavo Petro.

Y es la senadora Angélica Lozano, la principal referente para que los verdes se queden en las huestes de la Coalición de la Esperanza, en la que están además los sectores políticos de Sergio Fajardo, Jorge Robledo, Humberto de la Calle, Juan Manuel Galán y Juan Fernando Cristo. Una alianza de la que dice Lozano no tiene caudillos como en el Pacto Histórico y mucho menos tendrán una consulta interpartidista en marzo de 2022, en donde, según asegura ella, el claro ganador será Gustavo Petro.

Lozano, en su estilo directo y certero, sostiene que las mayorías del partido que desde marzo acordaron por unanimidad estar en la Coalición de la Esperanza, están siendo boicoteadas por las minorías del petrismo que piden quedar en libertad. Ante la indecisión de tener una postura definitiva, los verdes optaron por una encuesta que, a mitad de septiembre, definirá si se mantienen unidos o se escindirá el parido, con lo cual los verdes petristas se irán a las filas del Pacto Histórico.

De ese mecanismo, la forma en que se hará la consulta, del fortalecimiento de la Coalición de la Esperanza, de las elecciones para Congreso de la República y de otros temas habló Angélica Lozano con COLPRENSA.

– ¿Cómo será el proceso para decidir si se escinden o no?

Están andando dos instrumentos. Uno que es una consulta o voto directo de los 1517 electos del partido, desde ediles hasta congresistas; y la otra, una encuesta de opinión profesional, dirigida a los ciudadanos que se identifican con la Alianza Verde. Si le preguntan con qué partido se identifica y dice que es liberal o de otro, no gracias, chao. Al que conteste verde se le hacen las preguntas.

Y a mi me encanta, porque el mundo al revés, en este partido las mayorías que tomamos una decisión por unanimidad en marzo de participar activamente en la Coalición de la Esperanza hemos sido boicoteadas y saboteadas por la minoría.

– ¿Pero ya está decidido este mecanismo de las encuestas?

Sí, se definió en esta semana, es una propuesta del copresidente del partido Antanas Mockus, y la apoyamos. Le insisto esto sólo pasa en el Partido Verde, en donde las mayorías somos aplastadas y frenadas por las minorías, cuyo proyecto político está en otro lado. Lo que nada nos cuesta volvámolo fiesta.

– ¿Para cuándo está el resultado de las encuestas?

La meta es el 16 de septiembre, cuando la dirección nacional del partido recibe esos resultados, el resultado de la encuesta y de la consulta.

– ¿Y si el resultado dice que se deben dividir, así pasará?

El resultado va a confirmar que este es un partido de centro-izquierda, que su lugar y su responsabilidad histórica es hacer realidad la Coalición de la Esperanza, o nos va demostrar los resultados que este partido no es de centro izquierda sino que en realidad va a ser el quinto partido de izquierda, después de la UP, de Comunes, del Polo.

– ¿Cómo van a garantizar que no se les vaya a colar gente de otros partidos?

Será una encuesta técnica, no la vamos a hacer nosotros con voluntarios, será una encuesta con auditoría, será una encuesta con dos empresas, no sabemos cuáles son, sólo los copresidentes tienen la información y sólo conoceremos hasta cuando se publiquen los resultados. Una la hace y otra la audita. Será una encuesta presencial, no por teléfono, nacional, no por Facebock. La encuesta es para saber qué piensa el ciudadano verde. No serán los twiteros de otros partidos los que definan el rumbo de los verdes.

– ¿Desde marzo a acá, cuando tomaron la decisión de irse a la Coalición de la Esperanza, no perdieron mucho tiempo y le dieron espacio a que el petrismo creciera en la Alianza Verde?

Claro, el daño está hecho y eso no fue casual, fue una acción intencional de una minoría dentro del verde, que su corazón y la agenda política está es con Petro. Entonces dijeron, somos minoría, ¿qué daño hacemos? Pues paralicemos la Coalición de la Esperanza ¿Cómo? Paralizando al verde y lo han hecho, pero por fortuna estamos a tiempo y esto se pone en orden o nos escindimos.

– ¿Esa línea petrista de los verdes le ha estado pegando a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, como estrategia para crecer?

Sí, tienen esa estrategia de crecimiento político, el cual además coincide con la agenda del petrismo, que en segunda vuelta del 2018 apoyamos a Petro y le salimos a deber. Desde entonces hasta hoy decidió graduar de enemigo, equivocadamente, al Partido Verde y ha desatado toda una cacería de mentiras y una oposición obstructiva al mejor estilo de Laureano Gómez o la que le hizo el uribismo a Juan Manuel Santos. Hagamos invivible la nación, esa es una práctica de Petro, eso son tácticas para enamorar, y es la forma de buscar el apoyo. Esa estrategia no ha tenido eco en el Partido Verde, pero hay una minoría petrista.

– ¿Por qué llegaron a parar la Coalición de la Esperanza?

No, la coalición ha avanzado, ya está por todo el país, cumpliendo sus procesos gradualmente, lo que pasa es el que el verde tiene unas diferencias internas que son de minoría absoluta, pero con una capacidad de obstruir y entonces toca arreglar la casa para estar de buena forma en la coalición, no podemos llevarle problemas, hay que llevarle fuerza y la tenemos, y porque la tenemos la han estado frenando dentro del verde.

– ¿Pero así con la división interna que hay en los verdes, ustedes siguen siendo los más fuertes en la Coalición de la Esperanza?

Somos la fuerza alternativa que más lejos ha llegado en los últimos 30 años en Colombia. Hoy gobernamos 79 alcaldías, una gobernación, una bancada de 19 congresistas, que somos más grande de la oposición, tenemos 1001 concejales, 39 diputados y 382 ediles, eso no lo logró ni en Polo, ni la Alianza Democrática M-19, ningún alternativo en los últimos 30 años, entonces el verde es un partido clave y fundamental dentro de la coalición, por eso el sector petrista del verde se ha encargado de paralizar, bloquear, obstruir, dilatar, porque sabe que el verde es imparable en la coalición.

– ¿Ha sido fácil empezar a construir propuestas en la Coalición de la Esperanza?

Fácil no, pero toda la coalición se fundamenta en compartir un programa, una misma visión de país, desde enero comenzó la mesa programática.

– ¿Esas precandidaturas de la Coalición de la Esperanza cómo las ve hoy?

Lo más importante de esta coalición es que es competitiva, nadie sabe el resultado, eso la hace atractiva, a diferencia de la consulta del Pacto Histórico. ¿Habrá alguien que crea que Alexander López o Roy Barreras le van a ganar a Petro? La consulta de Petro es yo con yo, la Consulta de la Esperanza es abierta, sin ganador previsible hoy, donde hay experiencias con mucha cancha. Sergio Fajardo tiene el liderazgo de haber gobernado bien dos veces y de haber logrado más de 4 millones de votos en el 2018. Juan Manuel Galán fue un senador de varios periodos, pero una marca, competimos con ellos en la Alcaldía de Bogotá, y acaba recibir un espaldarazo que es un bólido y es la personería jurídica.

El senador Jorge Robledo no sólo ha sido destacado como el mejor senador hace varios años, sino tiene la valentía y claridad política que siendo un hombre identificado de izquierda le apuesta a un proyecto de centro y así como el Nuevo Liberalismo recibió el reconocimiento de su partido Dignidad. Están los exministros Humberto de la Calle y Juan Fernando Cristo, que son unos hombres con muchas horas de vuelo en lo público. Lo que hemos visto en el gobierno de Duque es la improvisación, aprendizaje. La coalición tiene muchas virtudes, somos un equipo, que combina experiencia y trayectorias. Vamos a gobernar en equipo con un programa que se ha venido elaborando. Y estamos los verdes, pendientes de definir el candidato.

– ¿Por qué es atractiva la consulta interpartidista que liderarán para marzo?

La gracia de nuestra consulta es que tiene gente experimentada, que pueden trabajar en equipo, que no tenemos un caudillo y que no está definida, la consulta de Petro ya, sino hagamos una polla y miremos quién va a ganar la consulta de la izquierda.

– ¿Al Nuevo Liberalismo tras recibir la personería jurídica si lo ve definitivamente en la coalición?

Sí, porque la meta es pasar a segunda vuelta y ganar, si usted quiere posicionar su partido, juegue al llanero solitario y le va bien, pero no pasa a la segunda vuelta, si quiere participar de una coalición para ir a la segunda vuelta y ganar se queda en el colectivo.

– ¿Cómo avanza la posible llegada de Alejandro Gaviria a la Coalición de la Esperanza, le preocupa la indecisión de no lanzarse?

Yo creo que la campaña arrancó hace dos semanas, esa sentencia de la Corte Constitucional (la del Nuevo Liberalismo), que aún no conocemos es un sacudón y casi que una reforma política. La realidad de la izquierda y la realidad de Uribe están pintando un escenario donde esto es un tablero no sólo con la elección de 2022, esto es un tablero que se abre un nuevo espacio político. Otra cosa que estamos viendo son las coaliciones, el que no juega en equipo, pierde.

– ¿Pero no me respondió sobre cómo ve a Gaviria en la opción de llegar a la Coalición de la Esperanza?

Muy bien, muy interesante, está más que bienvenido. Creo que lo importante es una consulta competitiva y la competencia es con los buenos y con los mejores.

– ¿Es definitivo que ustedes los verdes llegarán con candidato propio a la consulta interpartidista o podrá ser Alejandro Gaviria, si se lanza?

Primero hay que esperar que se lance, mal haría yo hablar por él, los verdes tenemos unos precandidatos y un partido con vocación de poder tiene que llegar con candidato, el partido alternativo que más ha crecido en los últimos 30 años no puede esconderse a la hora presidencial, debemos tener un candidato propio, primera opción, nuestros seis precandidatos. Hay voces maduras dentro del partido que proclaman libertad, cómo así que piden libertad, eso es un facilismo, eso es marchitar el girasol (el logo de la Alianza Verde).

Mi candidato es Carlos Amaya, es un titán, porque gobernó bien a Boyacá, porque fue un buen congresista, es un líder juvenil campesino, es de centro, que honra la Coalición de la Esperanza.

– ¿Esa polarización o autoritarismo como le llaman también, va a seguir marcando la campaña?

Sí, esa es la nueva época política, mire lo que pasó con Donald Trump en Estados Unidos, perdió con 75 millones de votos, entonces sin duda es la realidad social de nuestras controversias post acuerdo de paz, acá hay unas fuerzas políticas antagónicas y con unas lógicas que no compartimos, entonces esa polarización llegó para quedarse. Hago una aclaración, si la polarización es contrastar posiciones, trayectorias, programas, genial porque a la gente le queda claro, el problema aquí de la polarización es cuando pasa lo violento, la difamación, la estrategia.

– ¿Para el Congreso van en lista única, una lista de la Coalición de la Esperanza?

Sí, vamos con una lista única, abierta. Una lista multicolor, en donde irán Dignidad, Nuevo Liberalismo, la ASI, los verdes, En Marcha y por ser lista abierta debemos tener unos criterios de selección. Toda esta lucha es para lograr cambiar este país, de qué sirve que tengamos una bancada que llegue a creerse a que llegó sólo y que se olvide que es de gobierno.

– ¿También harán listas conjuntas para la Cámara?

Sí, lo haremos, sabiendo que en algunas zonas no se podrá, por ejemplo en Bogotá no porque el tope constitucional señala que las listas en coalición sólo será en donde justo no podrán superar el 15 %, acá sacamos el 17 % de los votos. Vamos a poder hacer listas en la mayoría del país, y vamos a voto limpio en donde no se puede.

– ¿Con quién van a reemplazar a Antanas Mockus, que fue la cabeza de lista en 2018 para el Senado?

No tiene reemplazo, el profe es único en la política colombiana, en todo el sentido de la palabra. La ausencia de él, hablando en números, tiene que ser asumida por personas de perfiles que apuntan y representan el legado de él.

– ¿A quién le están apostando?

No le puedo dar esa chiva, cada persona que hemos buscado decidirá cuando lo hace público, me refiero a la gente nueva. Llevamos tiempo animando mucha gente para que lleguen. Yo estoy buscando mucho a los ‘Cuchachos’, creo en la madurez, creo que se necesita experiencia, gente que conozca el Estado, el Estado no va a mejorar a punta de difamaciones de internet y de tendencias de Twitter.

– ¿Ese puyazo sobre las redes es para el petrismo?

No, en los verdes también tenemos, es un estilo que no creo que vaya a mejorar la política, creo que la puede es empeorar. Los medios pueden identificar dónde hay profundidad, consistencia, una noción de Estado. A Juanita Goebertus (representante a la Cámara verde) la pueden odiar políticamente, pero la respetan por su formación.

/Colprensa

Notas Relacionadas