‘En la ciudad hay una mafia del agua’

Las roturas, fugas, conexiones clandestinas y desvíos ocasionan que Essmar, pierda aproximadamente el 60% de toda su producción.  

En los dos años que lleva de creada la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, es evidente que la fecha, la entidad presenta un desbalance financiero, tal como lo dio a conocer en días pasados la Superintendencia de Servicios Públicos, quien pese a esto entregó un informe positivo y en vez de su intervención, entregó una serie de recomendaciones para sacar adelante la entidad.

Con respecto a esto, Patricia Caicedo, gerente de la Essmar, precisó que aún con el desequilibrio financiero que presenta la empresa, esta viene funcionando y prestando un servicio aceptable para los samarios, a su vez desmintió que la empresa estuviera en ‘bancarrota’.

“No es cierto que la empresa está quebrada, la Essmar está operativa, de hecho, se están haciendo inversiones en distintas áreas, por ejemplo en la ampliación de la planta El Roble, una inversión muy importante para poder mejorar la captación, además, estamos haciendo intervenciones nuevas en muchos barrios, pero, es necesario decir que cuando se generó el desbalance Financiero fue cuando se bajó la tarifa, lo cual fue hecho en un análisis tarifario inadecuado en el momento en el que Rúgeles fungía como alcalde”, precisó.

NO COBRÓ EL SERVICIO 

A esta problemática se le suma, que durante un año la empresa no pudo cobrar el servicio debido a la crisis generada por la pandemia y que ese año no se refieren activos por debajo del 40% del recaudo, es decir, aquellas personas que tienen una deudas históricas y que se les venía haciendo la gestión del cobro dejaron de pagar los acuerdos de pago o muchos no lo hicieron, “no hay ninguna empresa que aguante, sin embargo, la empresa tuvo que seguir operando, tuvo que presionarse internamente para poder llevar agua a los usuarios y no usuarios para que pudieran tener agua en sus viviendas, teniendo en cuenta los protocolos de bioseguridad, como el contante lavado de manos.

Sin embargo, uno de los aspectos que resulta alarmante y preocupante, es que dentro de la estructura de costos de la Essmar el robo de agua pesa el 60% y del 40% restante, el 28% no pagan el servicio a la empresa, lo que quiere decir que, operativamente sólo tiene un recaudó del 12% para poder sostenerse.

LA MAFIA DEL AGUA 

Frente a esto, la gerente de la Essmar, en entrevista para RADIO HOY, denunció que este prejuicio en la Essmar del 60% de su productividad, se debe a una “mafia del agua”.

En su valerosa denuncia, la gerente de la Essmar dijo que se trata de una grave problemática porque el robo del agua no es solamente una familia que no tiene agua y mira a ver cómo hace y pone una motobomba, no,  aquí hay unos sectores establecidos en la ciudad que ya los tenemos identificados donde  funciona como un cartel, puesto que tienen todos los aparatos para apropiarse de las válvulas, las cierran, perforan todo el sistema, cierran las válvulas y después les venden el agua a los propios vecinos”.

En cuanto a esta situación, la funcionaria explicó que se vienen adelantando reuniones con la Policía Metropolitana de Santa Marta, así como también con la Secretaría de Seguridad y Convivencia del Distrito, para diseñar estrategias que permitan perseguir “a este cartel, a estas bandas delincuenciales, que causan afectaciones para la prestación del servicio de agua en la ciudad”.

“Ya tenemos identificada a esta mafia del agua y los sectores donde se presenta esta situación, los ingenieros y vecinos que conocen esta situación han sido amenazados, pero vamos a luchar contra estos carteles, no vamos a permitir que se sigan presentando este tipo de hechos en la ciudad”, precisó la señora Caicedo.

SECTORES INDENTIFICADOS 

Según lo expuesto por la gerente de la Essmar, “las mafias del agua operan en diferentes sectores de la ciudad, en el barrio San Fernando es uno de los más establecidos, más reconocidos y más potentes que opera para toda esa zona de la ciudad, que además abarca los barrios San Martín y San Jorge”.

Seguidamente, Patricia Caicedo Omar, mencionó que por el sector de La Paz hay otro grupo también bastante grande, “hay uno que allí que no es propiamente cartel, pero son propietarios de tierras propietarios de fincas y de fincas costosas, gente de mucho dinero que se roba el agua del tubo madre, entonces tú ves en tiempo de verano todo seco, pero las fincas de ellos verdecito el prado y es gracias al agua que viene de la captación”. La gerente, precisó que este tipo de acciones le quitan presión al caudal de acueducto de la ciudad.

Por último, Patricia Caicedo gerente de la Essmar, informó que, en los próximos días, realizará una intervención y además entregará con nombre propio los dueños de finca que están captando el agua de manera ilegal, y esto, mediante la estrategia que viene adelantando la Essmar en conjunto con la Policía, Fiscalía y la Secretaría de Seguridad.

“Para evitar estos robos, para darle la batalla a estos carteles, para ello se van a poner al nivel de las bandas delincuenciales, de la que comercian con drogas y las que hacen extorsión, los vamos a poner a ese nivel, porque realmente a ese nivel están, se están robando el agua, un derecho que hay que pagarlo y que eso viene afectando el sistema”, concluyó Patricia Caicedo.

Notas Relacionadas