Asesinato del director de La Opinión: abren proceso y dictan orden de captura

El pasado viernes la Fiscalía General de la Nación tomó una nueva decisión en la investigación que se lleva a cabo por el asesinato de Eustorgio Colmenares Baptista, director del diario La Opinión, ocurrido el 12 de marzo de 1993 en su vivienda en Cúcuta.

Por intermedio de la Fiscalía Primera Especializada de Cúcuta, el ente acusador emitió una resolución de Apertura de Instrucción en la que decide vincular mediante indagatoria al proceso a varios miembros del Comando Central del Eln para la época del homicidio: Nicolás Rodríguez Bautista (a. Gabino), Herlinton Eliécer Chamorro Acosta (a. Antonio García), Israel Ramírez Pineda (a. Pablo Beltrán) y Ramiro Vargas o Rafael Sierra. La decisión incluye, demás, orden de captura con fines de indagatoria para ellos, por el delito de homicidio agravado en su condición de periodista.

El crimen de Colmenares fue reivindicado por la guerrilla del Eln tres días después de ocurrido, mediante un panfleto por la Coordinadora del Área de Frontera de la Unión Camilista de ese grupo, integrada por los frentes Armando Cacua Guerrero, Juan Fernando Porras Martínez y el Frente Urbano Diego Cristóbal Uribe.

Los hechos

El 12 de marzo de 1993, a las 7:30 de la noche, mientras Colmenares conversaba con su esposa en el portal de su residencia esquinera del barrio Los Caobos, fue abordado por dos personas que venían caminando y uno de ellos sin mediar palabra disparó 9 veces contra el director del diario, siendo recogidos por una camioneta Luv blanca que los esperaba al voltear la esquina de la avenida 2 Este con calle 13A.

Durante la huída, la camioneta en la que se movilizaban los delincuentes se estrelló contra un bus urbano en la calle 9a. con avenida 12 del Barrio El Llano. Los cuatro hombres abandonaron el vehículo y se dieron a la fuga hacia el Canal Bogotá. En esa zona trataron de abordar, mediante amenaza con armas de fuego, un carro donde venían dos detectives del DAS, Alirio Gómez Chacón y Miguel Antonio Galindo, quienes regresaban de una diligencia judicial y como estos no lo permitieron se hicieron varios disparos entre ellos y los criminales continuaron huyendo a pie hacia la Loma de Bolívar, donde se perdió el rastro.

Durante la investigación posterior se estableció que la camioneta Luv donde huyeron los asesinos, había sido robada en una vereda del municipio de Chitagá el 26 de febrero de 1993 y las placas que portaba cuando se cometió el crimen correspondían a otro automotor oficial también robado en esos días en la misma zona por un grupo de hombres fuertemente armados que se identificaron como pertenecientes al frente Juan Fernando Porras del Eln.

Las investigaciones

Durante la investigación inicial fueron vinculados como autores materiales Gerson Alberto Martínez Solano y Luis Gerardo Molina Valencia, síndico y conductor de la ambulancia del Hospital de Tibú respectivamente; también Jhonatan Fabián Angarita Claro y Edmundo Silva Vargas. Los dos primeros fueron capturados el 29 de enero de 1996 y Angarita indagatoriado en la Cárcel Modelo de Cúcuta, pues para esta fecha se encontraba en prisión.

El 23 de agosto de 1996 se cerró parcialmente la investigación dictándose medida de preclusión en favor de los procesados, decisión que fue revocada posteriormente en mayo de 1997 por un Fiscal Delegado ante el Tribunal Nacional, decretando resolución de acusación contra Martínez Solano y Molina Valencia por el presunto delito de homicidio agravado y confirmando la preclusión en favor de Angarita Claro.

Finalmente, en enero 4 de 2001, el Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Cúcuta, dicta sentencia absolutoria a favor de los acusados por la precariedad del acopio probatorio y duda razonable.

Doce años después, mediante resolución del 11 de marzo del 2013 emanada de la Dirección Seccional de Fiscalías de Cúcuta a través de la Fiscalía Primera Delegada ante los Jueces Penales del Circuito, el homicidio de Colmenares Baptista fue declarado Delito de Lesa Humanidad, con lo cual se aseguró su imprescriptibilidad a través del tiempo.

Decisión actual

Finalmente y luego de 28 años de sucedidos los hechos, se toma la decisión de vincular al menos a quienes se declararon autores intelectuales del crimen de Eustorgio Colmenares Baptista, en providencia dictada recientemente por la Fiscal Primera Especializada de Cúcuta, ya que los autores materiales nunca fueron condenados.

En La Opinión trabajamos para llevarte la mejor información local y regional sumado al análisis de los hechos fronterizos para mantenerte bien informado.

/Colprensa

Notas Relacionadas