Descubra su personalidad según su forma de dormir

Son varios los análisis que existen en el mundo frente a las personalidades, pero uno poco conocido es el que tiene que ver con las posturas durante el sueño.

Se dice que cada individuo es único y en relación con la forma de dormir las personas también se diferencian; sin embargo, un profundo análisis realizado por un experto determinó que pese a que “cada ser humano tiene su propia forma de dormir”, esto indica mucho sobe su forma de ser.

Pues, a lo largo de la vida las personas acumulan experiencias y sentimientos que influyen en la forma de ser, determinando el carácter para afrontar determinadas situaciones o, incluso el estado de ánimo en el día a día. Se trata de experiencias, traumáticas o no, que se acumulan en el subconsciente y que terminan floreciendo en momentos como al dormir.

Pues, aunque la postura para dormir tiene que ver con comodidad para conciliar el sueño y lograr el descanso, el investigador del Instituto del Sueño en Reino Unido, Chris Idzikowski, determinó que esa búsqueda de comodidad coincide con otros factores.

Según un estudio realizado por el experto, la postura que cada persona emplea durante las horas de sueño refleja un factor de su personalidad que, incluso, el mismo individuo desconoce.

Explicó Chris Idzikowski que aunque son diferentes las formas de dormir, hay seis posiciones específicas en las que, de una u otra forma, las personas terminan coincidiendo en una de ellas.

Cada postura al dormir termina por determinar una personalidad en cada individuo, por eso, el experto explicó estas seis posturas y lo que cada una refleja de la personalidad. ¿Cuál es la suya?

  1. Posición fetal:

El estudio indica que esta es la forma más común de dormir. Esta postura se relaciona con la sensibilidad y vulnerabilidad.

Quienes adoptan esta postura suelen ser personas tímidas o introvertidas, con mucha desconfianza a la hora de conocer personas o nuevas experiencias; pero esto resulta ser solo un mecanismo de defensa, pues manejan una fuerza interior que les permite ser bastante extrovertidas y amables una vez toman confianza.

  1. Posición de registro: 

Dormir de lado, con los brazos y las piernas estirados y alineados, demuestra que son personas seguras de sí mismas, además de brindar confianza con facilidad a proyectos o personas recién conocidas.

Las personas que adoptan esta postura suelen ser indulgentes al igual que tranquilos y tolerantes ante situaciones tensas. La popularidad entre quienes duermen de esta forma también es una característica destacable, pues son individuos sociables y activos en su comunidad y trabajo.

Estas características hacen que quienes duermen en posición de registro sientan una necesidad de siempre contar con “amigos” o estar rodeados de personas, por eso son sociables, para nunca sentirse solos.

  1. Posición estrella de mar: 

El dormir boca arriba y con los brazos y extendidos o alejados del torso, es la posición predilecta de quienes se caracterizan por ser buenos amigos.

La personalidad de los individuos que optan por dormir en forma de estrella de mar refleja que son seres con don de servicio, siempre quieren estar ayudando a otros y se destacan por tener la capacidad de escuchar.

Son personas generosas y se sienten bien consigo mismos, además, brindan ayuda y buena amistan sin interés, pues no les interesa ser el centro de atención, prefieren, en ocasiones y situaciones, pasar desapercibidos.

  1. Posición de soldado: 

Esta posición consiste en dormir boca arriba con los brazos y piernas estiradas y completamente pegadas al cuerpo.

Las personas que se identifican con esta postura suelen ser calladas y reservadas, además de tener un carácter fuerte, pues suelen ser muy exigentes con los demás y consigo mismo.

También son personas que no les gusta darle mayor importancia a las cosas, especialmente con los problemas ajenos prefieren ser indiferentes. Sin embargo, están dispuestos a darlo todo por sus seres amados.

Aprecian los momentos de soledad y calma mientras trabajan por metas personales que suelen ser muy altas.

  1. Posición de caída libre:

Dormir boca bajo, abrazando la almohada o con las manos debajo de ella.

Esta forma de dormir hace parte de las personas divertidas y que se destacan por ser eficientes en lo que hacen.

Pero estas personas también se caracterizan por ser susceptibles ante críticas o situaciones tensas. Esto hace que en momentos se muestren como individuos conflictivos, pues suelen tener un fuerte temperamento.

Son personas amigables, pero con dificultades para controlar sus emociones ante la presión o dificultades; resultan ser temerarios.

  1. Posición de orador: 

Consiste en dormir de lado, con los brazos estirados y refleja seguridad y equilibrio emocional.

Esta postura es preferida por personas que tienen un carácter sólido y que son por naturaleza sociables, aunque por momentos pueden parecer cínicos y desconfiados.

Pese a su seguridad, se demoran en tomar decisiones ya que en esos momentos se dejan llevar por la inseguridad. Sin embargo, una vez toman una decisión, son mínimas las probabilidades de que cambien de opinión.

Tienen habilidades para adaptarse a distintas situaciones, pero mantienen una terquedad que los puede llevar a generar conflictos.

Fuente: LA FM

 

Notas Relacionadas