Científicos aportan al estudio de variantes que predominó en tercer pico de la pandemia

Se trata de la Variante B.1.621 poco divulgada en Colombia.

Un grupo de científicos de la Universidad del Magdalena ha estado trabajando en la vigilancia de las variantes del virus COVID-19 que estuvieron circulando en la tercera ola de la pandemia en Colombia.

Se trata del Centro de Genética y Biología Molecular de la Alma Mater en el que confluyen dos grupos de investigación, el Grupo de Investigación en Medicina Tropical – CIMET que es liderado por la docente de planta Dra. María Teresa Mojica Ortiz, PhD en dicha especialidad, y el grupo Evolución, Sistemática y Ecología Molecular liderado por la Dra. Lyda Castro.

Desde el mes de enero, fecha en que inició el tercer pico de la pandemia en el país y que fue identificada la variante B.1.621 por el Instituto Nacional de Salud –INS-, las docentes de esta Casa de Estudios Superiores han trabajado de manera articulada para hacer parte de la red de vigilancia genómica, y desde el mes de mayo se han dedicado a estudiar las variantes del COVID-19, aportando a través de la red al conocimiento e identificación de la circulación viral para prever cuáles son los posibles momentos en los que se podría presentar un aumento de casos, un nuevo pico de trasmisión y emitir las alertas para reforzar las medidas preventivas.

“La participación de la Universidad nos permite, en este momento, fortalecer en la propia región, el conocimiento que tengamos de estas variantes que van a impactar directamente en la epidemiología que se está presentando de circulación de los virus. Así mismo, nos va a permitir ayudar y apoyar todos los procesos que se dan para las iniciativas de prevención, para evitar que se aumenten los casos en la ciudad y el departamento” manifestó la Dra. María Teresa Mojica.

Esta Institución hace parte de la Red de Vigilancia Genómica de COVID – 19, que es liderada por el Instituto Nacional de Salud, en la cual participan diferentes laboratorios de Colombia para hacer la vigilancia de las variantes del virus.

La variante B.1.621 fue identificada desde enero de 2021 por investigadores de la Red en el INS y a partir de ahí se ha ido trabajando y se ha encontrado con una gran proporcionalidad en la mayoría de los casos que se presentan aquí en Colombia, y también se ha identificado en otros países.

Para la doctor Mojica Ortiz cualquiera de estas variantes que están surgiendo en diferentes países son de preocupación por la alta transmisibilidad que tienen. Y aun no se conoce en su totalidad el impacto que pueda seguir generando el virus. Pues las personas se siguen contagiando y muriendo, pese a que se está registrando una disminución de los casos.

Por eso la importancia de identificarlas para emitir alertas, no relajar las medidas y continuar manteniendo el uso de tapabocas, no estar en aglomeraciones de personas, guardar el distanciamiento, lavado adecuado de las manos y constante, el uso de alcohol o geles con alcohol para evitar la propagación y así disminuir la posibilidad de contagio.

Notas Relacionadas