Dan inicio a los juegos de integración en la cárcel Rodrigo de Bastidas

Olvidando por un momento su estadía en un lugar donde impera el miedo y la incertidumbre, los reclusos de la cárcel Rodrigo de Bastidas de Santa Marta, en compañía del equipo de derechos humanos de ese penal, dieron inicio a la Integración Deportiva Recreativa versión 2021.

La actividad que empezó este miércoles 25 de agosto y culminará el próximo 15 de septiembre, tiene como finalidad que los reclusos generen un espacio en el que ocupen sus tiempos libres, dejando atrás de manera transitoria esos momentos negativos que los mantienen purgando una condena.

Durante el acto inaugural, los privados de la libertad a través de un juramento, se comprometieron a respetarse en el desarrollo de las disciplinas deportivas en las que tendrán la oportunidad de participar y despejar sus mentes y ejercitarse.

Al respecto, el director de la cárcel Yair Manjarrés, mostró su entera satisfacción asegurando que serán encuentros en el que los reos podrán unificar ideas y pensamientos dejando a un lado las disputas y rivalidades que existen detrás de una celda.

“Me he preocupado por desarrollar una serie de programas para la resocialización. Hemos iniciado un periodo de integración con los deportes de fútbol, básquetbol, juegos de dominó, entre otros, en los que ellos ocupen un tiempo durante su estadía en el establecimiento ya que podrán unificarse y ayudarse generando un sentido de pertenencia con la misma institución”, señaló el director.

TRABAJO MANCOMUNADO

Por su parte, el comandante de vigilancia de la cárcel de Santa Marta, inspector Edwin Rosas señaló que la realización de las actividades lúdico deportivas, es el fruto del esfuerzo mancomunado que se viene haciendo desde hace varios meses de parte de las directivas del penal e incluso por iniciativa propia de los mismos presos.

“Esto es un trabajo en equipo, trabajo mancomunado por parte de los privados de la libertad, en el que se buscan espacios recreativos y culturales para que adquieran algún tipo de destrezas en dichas competencias que les permitan afuera llevar una mejor vida de las que los llevó a este centro de reclusión. Realmente no son personas malas, son personas que cometieron un error pero que precisamente están acá para corregirlos”, acotó el comandante.

RESOCIALIZACIÓN

De igual forma, el recluso Bienvenido Eguis, quien se encuentra privado de la libertad hace dos años y visiblemente satisfecho por la unión entre los presos, agradeció al comité de Derechos Humanos pues fueron pieza clave y vital para el desarrollo de las actividades deportivas en donde prima la resocialización.

“El trabajo que se ha hecho es gracias al comité de los Derechos Humanos con el apoyo de la administración y la parte de educativa porque tenemos la oportunidad de no perder tiempo sino aprovecharlo para ese regreso a la sociedad como personas productivas debido a que hay compañeros que venían con pensamientos muy erróneos pero los han cambiado gracias a la resocialización”, señaló Eguis.

Mientras tanto, el pastor y defensor de los Derechos Humanos Jimy Salinas, argumentó que “nosotros llevamos la parte espiritual, somos un apoyo para que el acompañamiento en estas actividades sea el mejor, más asertivo y más adecuado pues el poder de Dios está entre todos”.

Finalmente, el acto finalizó con el encuentro futbolístico entre los reclusos y estudiantes de la Universidad del Magdalena.

Notas Relacionadas