Obreros, maestros y estudiantes se unieron a jornada de protesta

Los llamado ´Primer Línea´, estuvieron al frente de la protesta de ayer en Santa Marta. 

Hubo un repudio total a la sistemática violación de los derechos humanos, persecución, detenciones arbitrarias, torturas, desapariciones y asesinatos. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Tal como estaba programado, ayer jueves se desarrolló en Santa Marta una nueva movilización pacífica en el marco del Paro Nacional para rechazar algunas políticas del Gobierno Nacional.

El punto de inicio de la marcha fue la icónica Villa Bolivariana, una zona recreativa que anteriormente se le conocía como el Polideportivo a donde acudieron docentes, líderes de las distintas organizaciones sindicales, jóvenes que conforman el barrismo de los equipos de fútbol, dirigentes cívicos, sociales y ciudadanía indignada.

Con arengas que se escuchaban al unísono los manifestantes rechazaron la reforma tributaria, mientras se agitaban las banderas del Tricolor Patrio, las rojiazules del Magdalena y las de color naranja que representan al movimiento Fuerza Ciudadana.

El recorrido estuvo ordenado y contó con el acompañamiento de los delegados de la Defensoría del Pueblo, Personería Distrital, Contraloría del Magdalena y los uniformados de la Policía Metropolitana. El destino final de la marcha fue el Parque de Bolívar en pleno Centro Histórico en donde se dispuso de una tarima con amplificación de sonido. En ese lugar y mientras llegaron los manifestantes se escucharon canciones con letras muy originales y reflexivas.

El vocero del Comité del Paro en el Magdalena durante su intervención en tarima, rechazó de manera categórica lo que ellos denominaron “el nuevo paquetazo del gobierno que se trámita en el Congreso

Así mismo durante su intervención, el vocero recalcó que el Gobierno sigue en su propósito de privatización como lo hizo con ISA que vendió a Ecopetrol. “Rechazamos de manera vehemente la sistemática violación de los derechos humanos, la persecución, las detenciones arbitrarias, las torturas, la desaparición y el asesinato de cientos de jóvenes que se manifestaban de forma pacífica y fueron reprimidos con irracional violencia por parte del denominado Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) para el cual pedimos su  desmonte

El Comité del Paro en el Magdalena condenó y repudió el asesinato en Popayán del joven líder estudiantil Esteban Mosquera, que en el 2018 fue mutilado en uno de sus ojos por la acción violenta de la Policía. También rechazaron el silencio del gobierno al no hacer absolutamente nada ante las 67 masacres ocurridas en el país en su mandato y las cuales pretende desconocer llamándolas de forma eufemística como asesinatos colectivos.

En su discurso el vocero condenó la creciente ola de violencia en contra de líderes y lideresas sociales quienes vienen siendo asesinados de forma sistemática. “Repudiamos el exterminio de más de 283 excombatientes firmantes de la paz que apostaron por la búsqueda a una solución política y pacífica al conflicto social y armado que nos agobió por más de 60 años.

SOLIDARIDAD CON GOBERNADOR 

Los educadores del Magdalena sindicalizados en Edumag se solidarizaron con el gobernador y rechazaron las amenazas de muerte hacia él. La presidente del Sindicado, licenciada María del Carmen Ceballos, dijo que al son de lo que llaman la movilización social y pacífica, el movimiento social alza su voz con la cabeza y frente arriba para rechazar las amenazas de muerte y señalamientos al gobernador Carlos Caicedo.

“El Magisterio levanta la voz porque somos defensores de la vida como bien supremo porque los maestros hemos sido víctima del silencio de la bala y el odio de clases, pero no será el momento para bajar la voz sino para decir que aquí estamos y aquí nos quedamos´, sostuvo

A su turno Carmen Patricia Caicedo, agradeció la solidaridad demostrada hacia el gobernador Carlos Caicedo y a su familia, al tiempo que exigió al Presidente Duque que disponga de un esquema de protección y seguridad que garantice el ejercicio de las funciones gubernamentales en favor del Magdalena. “Cada día que Carlos Caicedo esté fuera del país es un tiempo valioso que pierden los magdalenenses en la búsqueda de soluciones a sus precariedades urgentes”, puntualizó.

Notas Relacionadas