Mario Gareña le cantó con amor a Santa Marta

El maestro Mario Gareña nació el 25 de septiembre de 1932 en la ciudad de Barranquilla y comenzó su carrera musical en el año 1951, y hace más de 30 años se encontraba aislado de los escenarios.

Luto en la música colombiana. El compositor y cantante Jesús Arturo García Peña, mejor conocido como Mario Gareña, falleció el pasado 25 de agosto tras un accidente casero. Según información entregada por sus familiares, el artista, dueño de una próspera carrera a partir de la década del 50, sufrió una caída en su casa en Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, lo que le provocó la muerte casi de manera instantánea.

Gareña nació el 25 de septiembre de 1932 en la ciudad de Barranquilla y comenzó su carrera musical en el año 1951 al formar parte de la orquesta del francés Sebastián Solarí, en Cali.

Jesús Arturo García Peña, más conocido como Mario Gareña, le cantó con mucho amor a Santa Marta, era sin duda una de sus ciudades más queridas por todo lo que representó en su vida artística.

Una de sus canciones icónicas, dedicada a la capital del Magdalena, es ‘Santa Santa Marta’, en todas sus presentaciones la cantaba, a través de su letra hace un nostálgico recorrido por los lugares turísticos más destacados de la ciudad entre estos el Morro, sus  lindas playas, la Sierra Nevada de Santa Marta, El Rodadero y la Quinta de San Pedro Alejandrino.

Y en su repertorio también tiene una canción icónica que la siente propia todos los colombianos, considerada una de las más hermosas cumbias del territorio nacional: ‘Yo me llamo cumbia’, la que se convirtió en un Himno no oficial que representa la colombianidad ante el mundo, despertando muchas emociones.

‘Yo me llamo cumbia’, fue llevado al disco por él mismo en la década del 60 y popularizado en la versión de Leonor González Mina, ‘La Negra Grande de Colombia’. El tema cuenta con decenas de versiones, incluidas las de La Sonora Dinamita, Carolina La O, Totó la Momposina y Puerto Candelaria.

Mario Gareña, a la edad de 18 años, iniciaría su carrera artística al integrar la Orquesta del francés Sebastián Solarí, en Cali, y más adelante, como activo participante de la Orquesta Sonolux en Medellín, una de las más importantes en su época.

Sin bien, ‘Yo me llamo cumbia’ se lleva todos los honores como su máxima composición, interpretada por las más destacadas voces de la música tradicional colombiana, no fue su única canción que alcanzó altos niveles de popularidad e integran el selecto álbum musical del folclor nacional, también sus temas como ‘Qué linda’, ‘Raza’ y ‘Te dejo la ciudad sin mí’, esta última como ganadora del Primer Festival Latinoamericano de la Canción celebrado en Nueva York (Estados Unidos).

De su extenso repertorio, buena parte de él pertenece al género tropical, aunque realizó algunos coqueteos con la balada, pero su gran legado tiene sabor Caribe, como ‘La traga maluca’, ‘Mi novia es Barranquilla’, ‘Santa Santa Marta’, ‘Tal vez sí seas tú’ y ‘Cimarrón’, por solo mencionar algunas.

Durante la década de los años 60, Gareña estuvo radicado en Bogotá, donde desarrolló una próspera carrera como ‘showman’ en diferentes establecimientos nocturnos y fue invitado a muchos espacios musicales de la televisión. También pasó por la pantalla grande, participando en cintas como ‘Mares de pasión’ en 1961 y ‘Cumbia’, en 1971.

Cómo olvidar, en tiempos convulsionados del país, a finales de los años ochenta, cuando Colombia vivía una verdadera época de terror y los candidatos aspirantes a la Presidencia de la República eran asesinados en las calles de las ciudades, Mario Gareña se lanzaba por la Presidencia del país.

Tiempo después se radicaría en Estados Unidos, dejando atrás su vida de bohemia, con la noche como protagonista, las interminables horas sobre la tarima amenizando la velada, para disfrutar de un buen retiro hasta los 88 años de edad. 

El maestro Gareña queda en la memoria de los colombianos como un carismático cantante de registro tenor, prolífico creador de canciones y dueño de una presencia escénica inigualable, a pesar de haberse alejado de los escenarios casi 30 años atrás.

Notas Relacionadas