Desarrollan una vacuna comestible contra la covid-19 ¡En tomates!

Los científicos de Uzbekistán han comenzado a desarrollar una vacuna contra la covid-19 en tomates, informó un representante de la Academia de las Ciencias de esa república centroasiática.

“Los experimentos han mostrado que la proteína S del coronavirus, sintetizada en un tomate, al alcanzar el intestino despierta el sistema inmunológico y los anticuerpos producidos luchan contra el patógeno”, dijo la fuente a la agencia RIA Nóvosti.

El representante de la Academia de las Ciencias uzbeka explicó que los ensayos durarán hasta finales del año.

“Será muy económico producir vacunas en las plantas. Es un producto seguro e inocuo, además, la vacuna comestible es cómoda para administrarla a los niños”, agregó.

Según recuerda el portal uzbeko gazeta.uz, actualmente otros países como Rusia y Canadá también ensayan con sus candidatos vacunales comestibles contra el coronavirus.

Uzbekistán, con una población de más 33 millones de personas, acumula a día de hoy 153.204 casos confirmados de covid-19 y 1.056 decesos por la enfermedad infecciosa.

Moderna termina el proceso para pedir aprobación total de su vacuna anticovid

La farmacéutica Moderna anunció que terminó el proceso para solicitar la aprobación total de su vacuna contra la covid-19 en Estados Unidos para mayores de 18 años, que hasta ahora se usa bajo una autorización de emergencia.

El anuncio de la biotecnológica se produce después de que el ente regulador de EE.UU.-la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés)- diera su autorización final a la vacuna de Pfizer, que ahora se llamará Comirnaty y que se convirtió en el primer suero de este tipo en recibir el sello final de aprobación.

En un comunicado, el director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, subrayó que su vacuna logra tras la inoculación de la segunda dosis una eficacia del 93 % que se prolonga durante seis meses.

Moderna solicitó a los reguladores estadounidenes la aprobación plena de su producto contra la covid-19 el pasado 1 de junio.

Si obtiene la licencia, la farmacéutica podría entre otras cosas vender dosis directamente a los consumidores y continuar comercializando la vacuna una vez se declare el fin de la emergencia sanitaria.

La autorización completa requiere un proceso más estricto y la presentación de datos sobre la efectividad y seguridad de la vacuna durante al menos seis meses

Fuente: LA FM

Notas Relacionadas