Sobre las vacunas

Se ha demostrado que las vacunas que se aplican contra el covid-19 son seguras y efectivas, lo que está respaldado por estudios con alto rigor de evidencia. Todas las vacunas en la pandemia tienen el monitoreo de seguridad más estricto de la historia en el mundo; esto incluye análisis y seguimiento en estas edades, las cuales hasta la fecha han sido favorables.

La vacuna de Pfizer requiere una segunda dosis que deberá ser aplicada en un plazo definido o, de lo contrario, el niño no quedará protegido. Además, el biológico de la farmacéutica que se aplica en los niños es la misma que reciben los adultos; es decir, no hay vacunas pediátricas.

No hay requisitos en cuanto al peso u otros factores para la dosificación de la vacuna; para todos es la misma. Asimismo, las vacunas no producen covid-19 ni ninguna alteración relacionada con el virus.

La vacunación contra el covid-19 no altera el proceso de vacunación contra otras enfermedades. Los niños que hayan contraído covid tienen que esperar 3 meses después del diagnóstico para recibir la vacuna.

Finalmente, las medidas de bioprotección deben continuar después de recibir incluso la segunda dosis de la vacuna: es decir, el uso de tapabocas, el lavado frecuente de manos y evitar las aglomeraciones.

Notas Relacionadas