Contando los días para el regreso de ‘la casa de papel’

 A menos de una semana del estreno de la primera parte de la quinta temporada de uno de los fenómenos más grandes que ha tenido Netflix a lo largo de su historia, ‘La casa de papel’, sus creadores han contado algunos secretos detrás de la serie.

El mono rojo (overol) siempre ha estado ahí, desde el primer guión. “Siempre buscamos íconos. Hay que distinguirse de alguna manera, hay que tener una identidad propia y un ADN”, afirmó Álex Pina, creador de ‘La casa de papel’.

Se decidió rebajar el tono de los demás colores primarios y destacar el color rojo por encima de todos ellos. “Esa fue la razón por la que decidimos uniformar a todos nuestros atracadores y a los rehenes, para que el mono rojo se convirtiera en el gran punto visual de la serie”, aseguró el director, Jesús Colmenar.

A lo largo de las cinco temporadas, se han utilizado más de 600 monos rojos y a diferencia de lo que pueda parecer, el vestuario de esta ficción está lejos de ser aburrido. “Es muy enriquecedor hacer el vestuario de La casa de papel porque cada personaje no tiene nada que ver con el de al lado. Ha sido un reto muy bonito vestir a todos los personajes individualmente y luego en grupo, con ese ícono que es el mono rojo”, aseguró Carlos Díez, responsable del diseño de vestuario.

Dos mil minutos de ficción y dos atracos después, se está a pocos días del estreno del volumen 1 de la quinta parte de ‘La casa de papel’. El esfuerzo de producción de esta ficción ha sido enorme. A lo largo de estos años, se ha rodado en 300 locaciones en siete países.

Además de España, se ha rodado en Tailandia, Dinamarca, Panamá, Portugal, Italia y Reino Unido, donde se han filmado las imágenes de la cámara inundada del Banco de España.

Y si hay un color que ha convivido con el rojo, al menos por un rato, ha sido el color del dinero. Se han producido 6.000 lingotes y se han impreso un millón de billetes de 50 euros para ser lanzados en las calles de Madrid. Un botín que a lo largo de 41 capítulos, habrá sido defendido por 275 armas de todo tipo, a las que hay que sumar las 150 que atesora Gandía en su arsenal privado en el Banco de España, donde en una semana, empieza el final del atraco.

En la historia, la banda lleva encerrada más de 100 horas en el Banco de España, han conseguido rescatar a Lisboa pero viven uno de sus peores momentos tras haber perdido a uno de los suyos. El Profesor ha sido capturado por Sierra y,  por primera vez, no cuenta con un plan para escapar.

Cuando parece que nada puede ir a peor, llegará un nuevo enemigo mucho más poderoso que cualquiera de los anteriores: el ejército. Se acerca el final del mayor atraco de la historia y lo que empezó siendo un robo ahora se transformará en una guerra.

BOGOTÁ, (Colprensa).

Notas Relacionadas