Al terminar su administración, Iván Duque habrá nombrado cinco codirectores

Luego de anunciarse la candidatura de Alejandro Gaviria para los comicios que se celebrarán en 2022, Carolina Soto presentó su carta de renuncia al cargo como codirectora del Banco de la República. Con ella, ya son cinco los miembros que salieron de la Junta Directiva del Emisor durante esta Administración.

Al término de este Gobierno, el presidente Iván Duque habrá nombrado a casi todos los miembros de la Junta, con excepción del gerente, Leonardo Villar, que fue elegido por sus colegas en contra de la candidatura del entonces ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y quien, en ese momento, se desempeñaba como representante de Colombia ante el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los codirectores que han salido desde 2018 son José Antonio Ocampo, Arturo Galindo, Ana Fernanda Maiguashca, Gerardo Hernández y ahora se suma Carolina Soto.

Como está previsto en la Constitución, dos de los cinco miembros de dedicación exclusiva son reemplazados por el Presidente cada cuatro años, a menos de que los codirectores renuncien o se les venza el periodo. Es así que, con estos cinco nombramientos, preocupa la independencia del Emisor.

“Espero que nombren a una persona que mantenga esta tradición de que, sin importar que haya sido nombrado por el Presidente, sea lo más riguroso desde el punto de vista técnico y entienda que habrá un momento en el que el Banco Central tendrá que cambiar su postura monetaria y lo haga sin consideraciones sobre que el presidente o el ministro no crean que es el momento”, anotó César Tamayo, decano de la Facultad de Economía de la Universidad Eafit.

No obstante, y a pesar de los cuatro nombramientos que ya ha hecho Duque, para algunos economistas, la Junta Directiva ha mantenido independencia en sus decisiones en medio de la pandemia derivada del covid-19.

“El Banco de la República fue ágil en tomar medidas que apoyaran una mitigación de costos económicos de la pandemia, activó sus herramientas y tomó las decisiones de manera independiente, entonces actuó a partir de su misión”, explicó Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad del Rosario.

Tamayo resaltó que, si bien no ha habido grandes diferencias entre los miembros de la Junta en los meses pasados, en los que se mantuvo la tasa de interés de intervención en el mínimo histórico de 1,75%, viene un periodo de normalización de la política monetaria, en el que se necesitará la rigurosidad de los codirectores.

“Hacia adelante, como viene un punto de quiebre porque la economía se recupera y las expectativas de inflación empiezan a presionar, va a haber un momento en el que el Banco de la República va a tener que cambiar su postura y el momento exacto en el cual ocurre ese cambio sí puede ser objeto de controversia entre los codirectores del Banco Central”, dijo Tamayo.

Soto fue la tercera mujer en llegar a la codirección del Emisor

Carolina Soto fue nombrada durante el periodo presidencial de Juan Manuel Santos y se desempeñó en el cargo desde julio de 2018, luego de la salida de Adolfo Meisel y siendo la tercera mujer en llegar a la codirección del Banco. Es economista de la Universidad de los Andes, con Máster en Economía de la misma institución y Máster en Administración y Políticas Públicas de la Universidad de Columbia.

BOGOTÁ (La República)

Notas Relacionadas