‘Esculquen por otro lado, no tenemos nada que ver’

La firma fue enfática en señalar que no expidió la garantía bancaria para el polémico contrato. 

La empresa Rave, una corredera de seguros con experiencia de 45 años en el mercado, resultó salpicada en el escándalo del millonario contrato adjudicado por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y la Comunicación a la Unión Temporal Centros Poblados.

La denuncia que está en poder los fiscales anticorrupción que asumieron la investigación fue radicada por quienes, según el contratista, sirvieron de intermediarios en la obtención de las garantías bancarias presentadas en el proceso de adjudicación y sobre las que pesan dudas de legalidad.

Las presuntas irregularidades en el contrato para la conectividad de 7.000 puntos en las zonas más apartadas en el país dejó en entre dicho la responsabilidad de esta agencia de seguros, la cual presentó una denuncia en la que advirtió que no ha tenido una relación diferente a la obtención de pólizas extracontractuales con Centros Poblados, contrario a lo que señalaron los representantes de la Unión Temporal, al asegurar que fue Rave la encargada de conseguir la persona que gestionaría la obtención de las garantías bancarias.

Ante este hecho, la empresa publicó un comunicado asegurando que no tiene nada que ver con la garantía de Centros Poblados: “RAVE ratifica a la opinión pública que NO expidió la garantía bancaria de este contrato, ya que la compañía no emite, nunca ha emitido, ni intermediado en la expedición de garantías bancarias”.

Igualmente, señaló que a las cuentas de la agencia de seguros “NO ha ingresado un solo peso por conceptos diferentes a nuestro objeto social, que es la intermediación de pólizas de seguro. Así lo demuestran claramente los estados financieros de RAVE Agencia de Seguros Ltda que fueron entregados a la Superintendencia Financiera, entidad que vigila a la compañía, para corroborar que la única fuente de ingresos es el corretaje de seguros”.

Sobre Jorge Molina, el cual fue descrito por el presidente Iván Duque como el tercero al que le recomendaron que intermediara una garantía bancaria, la compañía aseguró que “el señor Jorge Molina no es, ni ha sido, parte del equipo de trabajo de RAVE Agencia de Seguros. Sus actuaciones hacen parte de su esfera privada y por tanto no compromete la responsabilidad de RAVE Ltda’’.

La firma agregó que “únicamente tramitó la poìliza de responsabilidad civil extracontractual, siguiendo un riguroso proceso de verificación de más de 150 folios, de acuerdo con los lineamientos legales, respecto de la cual no existe reparo alguno. Esta póliza tuvo un valor de ciento setenta y ocho millones quinientos mil pesos ($178.500.000) los cuales se consignaron directamente a la companÞiìa aseguradora”.

En su comunicado fue enfática en señalar su asombro sobre la forma en que los representantes de la Unión Temporal Centros Poblados quieren confundir a la opinión pública “al mezclar el concepto de pólizas de seguro con garantías bancarias, cuando son cosas totalmente diferentes. Como compañía, hemos solicitado formalmente la rectificación de la información falsa o inexacta emitida por su abogado”.

Este comunicado fue publicado un día después de que Centros Poblados diera su primera rueda de prensa y tras el anuncio de Itaú aclarando el mismo tema.

Notas Relacionadas