Exempleados de la ESE exigen el pago de acreencias laborales

Una fuerte discusión se vivió ayer a las afueras de la ESE Alejandro Prospero Reverend entre los extrabajadores de la entidad y el gerente Hernando Macías Aros.   

Víctor Esquivel, vocero y líder del sindicato de trabajadores de la ESE reveló que los ex empleados reclamaron con energía al gerente y a su vez desmintió agresiones de ambas partes.

En medio de la protesta que adelantaban los cerca de 711 exempleados de la entidad que exigen el pago de sus salarios que suman los casi $2.200 millones, el gerente al llegar intenta ingresar, lo cual le fue impedido por los extrabajadores, que no le permitieron la entrada, así quedó evidenciado en un vídeo que circula por las redes sociales.

Según relató Esquivel, todas las personas que vienen realizando estos plantones están viviendo una doble pandemia, la pandemia del Covid-19 y la pandemia del ‘hambre’, algunos de los exempleados ya completan 5 años sin recibir el pago de su liquidación y a la fecha no reciben ninguna respuesta positiva.

En este sentido, precisó que “llegamos desde las 5:00 de la mañana a la entidad para protestar por el pago de nuestros salarios, el gerente llegó a exigir que lo dejáramos entrar, pero nosotros exigimos que nos diera certeza de nuestro dinero”.

Cabe mencionar que estos trabajadores fueron reintegrados en el año 2012 hasta diciembre del 2018 y, sin embargo, a la fecha no se les ha terminado de pagar los meses que laboraron en las instalaciones, “tenemos indicios que han cogido parte del dinero para pagar otras acreencias y dejarnos a nosotros por la mitad, en noviembre si esa plata no se utiliza supuestamente lo van a utilizar para otras cosas, están dilatando para que llegue esa fecha y mucha gente se quede sin cobrar”, dijo Esquivel.

Se conoció además que el proceso de pago de los derechos de los exempleados está en manos del Ministerio de Salud, ente encargado de la revisión a fondo del cumplimiento de los requisitos para proteger los intereses de los trabajadores y garantizar la cancelación a cada trabajador, así como también, que el dinero ya lo desembolso la autoridad de Salud desde el año pasado, que serían cerca de los $2.200 millones.

Por último, los extrabajadores afirman que se les va a pagar y no se les han cancelado. Son 711 personas que sus familias dependían de ellos y por lo cual se encuentran exigiendo el pago de su liquidación y hacen un llamado a la Administración Distrital, para que intervenga y les ayude  a gestionar su pronto pago.

Notas Relacionadas