Más de 113.000 desaparecidos en medio del conflicto armado

Con una jornada simbólica se conmemoró ayer en Santa Marta el Día Internacional del desaparecido y del detenido forzoso de acuerdo con el criterio unificado para la Unidad de las Víctimas a nivel mundial. 

La actividad inició con la celebración de una eucaristía en memoria a las personas que han desaparecido por los distintos fenómenos de la violencia en este territorio, luego se hizo una marcha hacia el Parque de Bolívar en donde se hizo un homenaje solemne exhibiendo algunas fotografías de las víctimas.

Según lo manifestado por Jair Diaz Granados, director territorial de la Unidad de Víctimas en el Magdalena, en el evento se brinda un apoyo mutuo y un acompañamiento a los familiares de personas desaparecidas ya que ellos no pierden la esperanza de volver abrazar a sus seres queridos.

“Tenemos la esperanza de que puedan encontrarse a estas personas que fueron desaparecidas forzosamente en el marco del conflicto armado que se generó en nuestro país”, explicó el funcionario.

Comentó además que en el Magdalena son más de 113.000 las víctimas desaparecidas de las cuales no ha cesado su búsqueda a través de la Unidad Especializada dispuesta por el Gobierno nacional.

Es válido mencionar que se designó el 30 de agosto como el Día Internacional de las víctimas de desapariciones forzadas, para que de esta manera las personas que se han visto afectadas directa o indirectamente por este flagelo, puedan saber que no están solas, que no son olvidadas. De igual manera se pueda crear una conciencia en la sociedad para que esta práctica cruel no pase desapercibida y que se tomen acciones para que no siga sucediendo.

A pesar de haber aparecido en el marco de las dictaduras militares, hoy en día la desaparición forzada sigue ocurriendo en nuestro país, a menudo como elemento en conflictos políticos y económicos, afectando a hombres mujeres, niños, ancianos e incluso personas en estado de discapacidad, extendiéndose además a testigos, abogados de los casos de desaparición, defensores de los derechos humanos, representantes de las fuerzas armadas y policiales e incluso muchas veces personas inocentes que caen por error.

En ese sentido, el mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas comunica de manera clara y contundente: “En este día internacional, insto a todos los Estados Miembros a que ratifiquen la Convención o se adhieran a ella sin demora, y exhorto a los Estados partes en la Convención a que la apliquen. Es hora de poner punto final a todas las desapariciones forzadas”.

En esta fecha, todos podemos tomar conciencia y pronunciarnos contra la desaparición forzada, todas las acciones cuentan: desde estar informados sobre el tema y dejar de ignorarlo, compartir esta información con nuestros contactos y familiares, hasta hacer donativos en dinero, objetos o incluso nuestro tiempo de trabajo para ayudar a las familias de las víctimas en diferentes maneras. Lo más importante es que tomemos una posición y estemos en contra de este crimen, para que el proceso de paz, pueda ser el marco ideal para poner un alto a este crimen.

Notas Relacionadas