Guachaca clama atención debido a la emergencia

Líderes del corregimiento, aseguran que tras el desbordamiento del río Guachaca se generó corte de agua y energía por más de 48 horas, además, indican que más de 20 familias se encuentran damnificadas y no han sido atendidas. 

Zozobra, angustia y temor, son quizás las palabras que mejor describen lo que están viviendo los habitantes del corregimiento de Guachaca, toda vez que debido a las fuertes precipitaciones que han sobrevenido en las últimas horas, en la cabecera del afluente en la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, ha provocado el desbordamiento del río que lleva el mismo nombre. 

Según el reporte que entregaron líderes del corregimiento, la situación generó corte de agua y energía por más de 48 horas, además, indican que más de 20 familias se encuentran damnificadas.

Lo preocupante de la situación, de acuerdo con lo informado por los habitantes, es que aún no han recibido ayudas por parte de la Administración Distrital, ni tampoco, han hecho presencia los organismos de socorro y se encuentran a la deriva sin saber qué hacer en medio de la emergencia.

“El río Guachaca y todos los ríos de la Troncal del Caribe y las quebradas han dejado un sin números de damnificados y hasta el momento (tarde del miércoles) aún no se ha presentado ningún ente a percatarse de las necesidades de mi comunidad”, dijo la denunciante.

Del mismo modo, la residente del corregimiento agregó que, a la preocupación de tener las calles encharcadas a causa del desbordamiento del río, “en estos momentos estamos sin agua potable y como todo está alzado hay muchas personas que no han podido ni cocinar”.

“Es una situación muy difícil, afortunadamente estamos con vida, no hubo fallecidos, pero es duro perder todo lo que teníamos, quedar prácticamente con lo que teníamos puesto y en la calle”, agregó.

Cabe resaltar que, nuevamente esta comunidad ha tenido que sufrir con las lluvias, sus casas se han inundado, son muchas las personas de esta población que otra vez tuvieron que ver como el río les dañaba sus muebles y enseres.

Notas Relacionadas