La Troncal fue bloqueada para acelerar la búsqueda de menor

Por varios minutos se originó un enorme trancón vehicular y colapso total en la movilidad tanto de acceso como salida de Santa Marta. 

Durante varios minutos permaneció bloqueada la vía Troncal a la altura de la entrada al barrio Nueva Mansión por parte de familiares, amigos y vecinos que piden celeridad en la búsqueda del menor Camilo Andrés Palencia, quien fue arrastrado por la corriente del río Manzanares.

En la singular protesta algunas personas portaban carteles donde se podía leer “Apoyenos S.O.S. Camilo”, entre otros más con los cuales se exige a los organismos de socorro que se intensifique la búsqueda.

Los padres del menor se encuentran angustiados y desesperados desde el pasado 30 de agosto cuando su hijo de 14 años de edad cayó al afluente y fue arrastrado por la corriente. Todavía se desconoce la suerte de este indefenso niño aunque sus familiares no pierden la esperanza de volverlo abrazar vivo.

El drama humano que vive esta familia ha contado con la solidaridad de parte de sus vecinos y conocidos quienes se unieron al bloqueo vial de anoche sobre la Troncal, el cual originó un enorme trancón vehicular y colapso total en la movilidad tanto de acceso como salida de Santa Marta.

La familia asegura que las autoridades no han hecho lo suficiente por encontrar el cuerpo del menor de edad que ya completa cuatro días como desaparecido.

Vale mencionar que desde el mismo día en que sucedió la desaparición del menor Carlos Andrés Palencia, los voluntarios de la Defensa Civil conjuntamente con los miembros del Cuerpo de Bomberos de Santa Marta y Guardacostas adelantan operativos en distintos puntos del río Manzanares para dar con el hallazgo del cuerpo.

Los hechos que mantienen en vilo a la ciudadanía samaria sucedieron el pasado lunes 30 de agosto en horas de la tarde en medio de un torrencial aguacero, cuando al parecer el menor se encontraba cerca al río Manzanares y éste resbaló al afluente cuyas corrientes fuertes lo arrastraron sin conocerse su paradero.

La situación se ha convertido en un ´campanazo’ de alerta a los padres de familia para que en esta época de invierno no descuiden a sus hijos ni tampoco estén cerca a las quebradas o afluentes ya que existe alerta roja de forma preventiva ante posibles crecientes súbitas en los ríos que descienden desde la Sierra Nevada de Santa Marta.

Notas Relacionadas