Solución al desabastecimiento de agua, prioridad de ‘Coalición de la Esperanza’

“No reconocemos ni nos alineamos a las polarizaciones estériles, impulsamos posturas de unidad para buscar salidas a los graves problemas que padece el Departamento”, señala el documento de compromiso. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

La denominada ‘Coalición de la Esperanza’ que está integrada por varios partidos y movimientos políticos en cabeza de sus líderes visitaron la ciudad de Santa Marta con el objetivo de socializar los ejes que les inspiran para llevar un candidato a la Presidencia de Colombia en el debate del 2022.

La reunión ‘sin tantos protocolos ni esquemas de seguridad’ se realizó este jueves a partir de las 9:00 a.m. en el denominado ‘Café del Parque’ ubicado en la calle 14 del Centro Histórico en donde se ofreció una rueda de prensa a los distintos medios de comunicación.

Allí se dio lectura a un acuerdo de voluntades y de prioridades que requiere el territorio del Magdalena y por supuesto a la capital Santa Marta se le hizo el compromiso ineludible de darle solución al desabastecimiento de agua potable, como también desarrollar una clara apuesta por la gestión de los recursos naturales y biodiversos frente al cambio climático.

Durante el evento informal se dejó bien claro que a esta Coalición no le interesan las discusiones bizantinas ni las polarizaciones que dividen a los colombianos porque su mirada está puesta en un nuevo horizonte con ideas que ayuden a construir para avanzar.

Walter Pimiento fue el encargado de leer el ‘Acuerdo por la esperanza del Magdalena’ que seguidamente procedieron a firmarlo en su orden Juan Manuel Galán, Sergio Fajardo Valderrama, Humberto De la Calle Lombana, Juan Fernando Cristo, Carlos Amaya y Jorge Robledo.

“Después de deliberar sobre las trasnochadas divisiones que han puesto al territorio de la Sierra Nevada y el mar en un escenario de poca gobernabilidad, asumimos la puesta en marcha de las soluciones que se requieren para hacer de este un Departamento proyectado hacia los propósitos del desarrollo sostenible procurando sacarlo de los renglones vergonzosos de la pobreza, desempleo e inseguridad que padece el Magdalena.

Con la conformación de la Coalición de la Esperanza estamos en el escenario ideal para poner sobre la mesa aquellas propuestas que permitan el acceso universal al agua potable a lo largo y ancho del territorio y desarrollar una clara apuesta por la gestión de nuestros recursos naturales y biodiversos frente al cambio climático, para poder enfrentar y superar la tragedia que afecta a las comunidades ribereñas con terribles inundaciones y la erosión costera que carcome los asentamientos humanos del litoral.

Mostramos entera disposición para recibir de los actores empresariales, étnicos y culturales todas las ideas que se consideren necesarias para abordar estrategias que permitan la gran vocación de despensa agropecuaria y de potencia agroindustrial del Magdalena sacando provecho a su vigente actividad portuaria que junto a la riqueza cultural que posee, la vocación turística que disfrutamos por cuenta de sus playas, la Sierra Nevada y de sus Parques Naturales, la Ciénaga Grande de Santa Marta y toda la naturaleza y la magia de Gabo, estos se constituyen en factores claves para llegar a ser un gran polo de progreso, pretendemos ser la esperanza ciudadana por el Magdalena. No reconocemos ni nos alineamos a las polarizaciones estériles, impulsamos posturas de unidad para buscar salidas a los graves problemas que padece el Departamento.

Desde ya somos la alianza que recorrerá el Departamento para promover propuestas a las soluciones a los males territoriales que durante más de 30 años han sido imposibles de resolver por quienes han dirigido al departamento del Magdalena.

Finalmente acordamos definir y poner a disposición de la sociedad magdalenense una lista a la Cámara y candidatos al Senado que representan los verdaderos intereses de desarrollo que hoy consagramos en este acuerdo por la esperanza del Magdalena”.

Vale decir que posteriormente, en horas de la tarde, se realizó el conversatorio ‘Diálogo por el Magdalena’, en el auditorio del hotel Best Western Plus con la moderación de la defensora de derechos humanos, Norma Vera Salazar.

Notas Relacionadas