Feria de Cali será presencial y se estima una inversión de 12 mil millones

Pese a que la Alcaldía de Cali aún no ha aprobado el presupuesto para la Feria de Cali de este año, tanto la Administración Municipal como Corfecali ya han dado algunos anuncios de cómo se está planeando la nueva versión, que será presencial, y cuya inversión estimada está por el orden de los $12.000 millones.

Para el gerente de Corfecali, Argemiro Cortés, si bien el año pasado hubo “unas justificaciones en términos de producción técnica (en la que yo no estaba en ese entonces con la entidad), en esta nueva oportunidad mejor es invertir en la producción física, por lo que queremos una Feria mucho más austera y que llegue a los diferentes sectores de la ciudad. Entendemos que hay muchas dudas acerca de la transparencia que se pueda hacer con la Feria y ese es uno de los grandes retos: hacerle entender a la gente en qué gastamos cada peso”.

Dado los escándalos de presunta corrupción que rodearon la Feria pasada, como un detrimento de $5.282 millones o las denuncias por contratación directa, Cortés enfatizó que “no tiene ninguna dificultad de que se haga veeduría”, por lo que llamarán el acompañamiento de los entes de los control y la comunidad en general.

El funcionario aseveró: “Si bien es cierto que Corfecali es una entidad mixta que se rige por el derecho privado, el espíritu de la contratación nuestra será absolutamente pública y por licitación, sobre todo en logística. Incluso, estamos buscando un mecanismo para que haya convocatorias públicas tanto para artistas como orquesta, aunque haya casos en los que no se pueda licitar, por ejemplo, si queremos la presencia de un grupo específico, como el Grupo Niche u otros”.

Asimismo, enfatizó que -al contrario del año pasado- en esta versión 64 no contratarán artistas internacionales, puesto que buscan fortalecer el sector cultural de Cali, pero también se buscará que tanto los productores como empresarios sean propios de la capital vallecaucana, con el fin de irrigar las ganancias dentro de la misma ciudad. Hay que recordar que, según estudios de la Universidad Javeriana, la Feria de Cali irriga por lo general cerca de $400.000 millones dentro de la economía local.

El gerente de Corfecali agregó: “Queremos hacer una Feria descentralizada, que llegue a las comunas y barrios, por lo que nos imaginamos sedes en el oriente, norte y sur, así como actividades que no solo sean de salsa, sino también de hip-hop, free-style. Le estamos apostando a tener una noche de música andina, una Feria para adultos mayores, revivir la Feria infantil… Una razón para realizar estos eventos descentralizados es que no haya mucha aglomeración, aunque estemos convencidos de que habrá restricciones de bioseguridad”.

Cortés señaló que luego de que terminen de formular la propuesta a la Secretaría de Cultura, al Alcalde de Cali y convencer al empresariado regional de que apoye el evento, se espera que este sea aprobado definitivamente dentro de 15 días por parte del Municipio.

Frente a este anuncio, la concejal Diana Rojas advirtió que “el evento lo están anunciando tres meses antes, muy similar a lo que ocurrió con la Feria Virtual del año pasado. Hacerla así dio lugar a la improvisación y a malos manejos. Necesitamos garantías de que este año no va a ocurrir lo mismo”.

La cabildante agregó que debe ser más prioritario que la Alcaldía responda por las presuntas irregularidades en la versión anterior de la Feria.

“Llevamos ocho meses desde la Feria Virtual, hay un informe de la Contraloría con más de 40 hallazgos administrativos con implicaciones disciplinarias, fiscales y penales, pero aún no pasa nada. Fueron más de $5000 millones de pesos en hallazgos y seguimos esperando respuestas,” aseveró.

Rojas enfatizó que “Jorge Iván Ospina debe primero responderle a los caleños por el detrimento patrimonial de la feria virtual del año pasado. Aquí lo importante es que quede claro cómo fue y seguirá siendo la gestión de los recursos públicos”.

En cambio, para Edwin Chica, director de la Escuela Salsa Viva y Tango Vivo, sostiene que es necesario realizar la Feria con el fin de favorecer tanto la reactivación económica de la ciudad como el fortalecimiento del sector cultural y artístico.

“Hay que hacer unos aprendizajes de la Feria del año pasado que tiene que ver la contratación de artistas: si bien se tiene la intención de impactar en lo internacional, es importante que este año hagamos la excepción de no tener artistas extranjeros para que todos los recursos se queden en la misma ciudad. Y por otro lado, hay que tener la responsabilidad de implementar las medidas de bioseguridad”, comentó.

Procuraduría avanza en investigación
Según explicó el gerente de Corfecali, Argemiro Cortés, tras la última auditoría sobre la gestión pasada, se propulsó una copia a la Procuraduría por la actuación disciplinaria de los funcionarios que trabajaron en la Feria anterior.

“La semana pasada nosotros le entregamos a la Procuraduría cerca de 20 carpetas y hojas de vida de todos los funcionarios”, dijo Cortés.

Hay que recordar que en abril de este año se conoció por parte de la Contraloría que hubo un detrimento $5282 millones en la contratación. Por ejemplo, a un estudio se le debía cancelar $57 millones y terminaron pagándole $73 millones por un día de grabación. O tal es el caso de un proveedor para ‘streaming’ que le dieron $164 millones, aunque la propuesta era de $138 millones.

/Colprensa

Notas Relacionadas