“Mi reto es poder sacar la música popular de la cantina” Yeison Jiménez

Actualmente es el asesor del equipo de Natalia Jiménez en el programa más visto de la televisión en Colombia, ‘La Voz Kids’, donde una gran parte de los participantes se han presentado con canciones rancheras o con música popular, género en el cual Yeison Jiménez es uno de sus mayores exponentes.

Es sin duda el reflejo del buen momento que vive este género musical en el país, que ya ha logrado cautivar a público de todas las regiones del país, y una serie de artistas, entre ellos el propio Yeison, han iniciado la titánica labor de la internacionalización de la música popular colombiana.

Si bien, el realizar giras internacionales no es algo nuevo en ellos. Lo usual, era salir a tocar su música a regiones con alta población de colombianos, quienes eran la mayor parte del público que asistía a sus recitales. Pero Yeison acaba de terminar su más ambiciosa gira por distintas ciudades del país, atendiendo a su público colombiano, pero también llegando escenarios donde el público era mexicano o de otros países latinoamericanos.

Excelente termómetro para la internacionalización de su música, con una fuerte presencia en México, y para ello, preparó una nueva producción discográfica, ‘Quinto Elemento’ que lanza en Colombia este fin de semana, y con el cual, siente que cierra un ciclo musical e inicia su nueva etapa artística, tras cerca de una década de vida artística profesional.

MÚSICA REGIONAL COLOMBIANA

¿Cómo puede describir su álbum ‘Quinto Elemento’?

Todo lo que hemos visto de Yeison Jiménez, todo lo que se conoce de él, es lo que interpreté, lo que hice entre los 21 y 25 años, con toda una serie de temas que se pegaron, fue la apuesta, mi puesta en escena con la cual llegué hasta hoy, quizás hasta el lanzamiento de ‘El Desmadre, que fue un vuelco total y sorprendió a muchos.

Fue tal la sorpresa, que algunas emisoras me vetaron, me decían que esto no era colombiano y que eso no sonaría en el país, pero para la gloria de Dios, la canción superó las 40 millones de reproducciones, lo que significa que la canción gustó, porque un tema en Colombia, en un género como el nuestro, que llegue a estos números, es porque gustó para quedarse entre el gusto de los colombianos.

Lo que estoy mostrando dentro del álbum ‘Quinto Elemento’, es lo que he aprendido, lo que he crecido musicalmente, vocalmente, es otro cuento musicalmente sin apartarme de lo que soy.

Los mismos instrumentos que suelo utilizar en mi música son los que aparecen en este nuevo álbum, lo único distinto en ese aspecto es que hay más violines.

¿Qué otros cambios hizo?

Cambiamos los tonos. Nos fuimos a tonos mayores porque la mayoría de música internacional ranchera está hecha en tonos mayores. El 90% de nuestra música está en tonos menores, por lo que desde ahí íbamos en una desventaja a la hora de salir a competir en mercados internacionales.

Fueron muchas cosas las que tuve que captar para analizar, aprendiendo de los músicos, preguntando los detalles.

¿De dónde viene el hecho de que la música popular venga en tonos menores?

Toda la música de Darío Gómez y El Charrito Negro viene en tonos menores, y esto viene de los famosos tríos colombianos y la música Carrilera. En realidad, es un tema muy largo y profundo de explicar, pero para resumir, hice toda una investigación sobre todo esto, para poder entender y llegar al álbum que siento que es mi siguiente salto en mi carrera musical.

‘Quinto Elemento’ es un engranaje entre la cultura colombiana y la cultura mexicana. Si las canciones que estoy presentando pueden sonar muy bien aquí, en un bar, en un restaurante, porque mi reto es poder sacar la música popular de la cantina, porque por años nos han estigmatizado como “los de la cantina”, porque no olvido que cuando pedíamos una entrevista en un canal de televisión nacional nos decían que esa música de borrachos no les interesaba.

Fuimos cambiando la puesta en escena, mejorando la calidad de los videos y venimos haciendo una revolución musical de nuestro género, que ahora le llamamos ‘Regional Mexicano, que tiene toda la mezcla para ser un género tan fuerte que se puede escuchar en cualquier parte de Latinoamérica.

¿Y el trabajo en las letras, en las que también se siente un cambio?

Para lograr el cambio del cual vengo hablando, también teníamos que intervenir en las letras, y para ello, debía juntarme con los expertos. Fuimos a un campamento de composición donde realizamos ocho de las canciones de este álbum, que son coautoría con los mejores compositores mexicanos del momento.

Voy a defender este álbum a capa y espada porque me ha costado mucho. Casi sin salir, la gente ya capta hacia dónde vengo apuntando yo, y muchos están haciendo lo mismo, lo cual es bueno, porque el género avanza, crece, lo cual termina beneficiando a todos.

Cuando uno ponía una canción de popular se escuchaba muy pueblo, muy nosotros, lo cual no tiene nada de malo, porque era la música de ese momento. Hoy en día tengo gente que me escribe de Chile, Perú, Argentina, hemos tenido canciones número uno en Costa Rica, y no se sabe cómo, porque no se hizo labor de promoción allí.

Mi estructura de trabajo y mi crecimiento musical me ha permitido consolidar un sonido, unas canciones les sepa a bueno a gente de distintos países.

RUMBO A MÉXICO

¿Ahora con toda la maquinaria y el trabajo para entrar a mercados como el mexicano?

Estamos haciendo el proceso pero sabemos que no es fácil. Lo bueno es que soy colombiano y los colombianos nos metemos por donde nos toque.

Es un país donde hay demasiado talento, muchos artistas y muy buenos, junto a equipos de producción y compositores bárbaros. Yo llego con mi propuesta, mi bandera, mi capacidad local y voy con toda.

No es una obsesión, no lo hago por dinero, porque el dinero es una consecuencia de obrar bien, es un reto personal. Yo tengo la idea de trabajar mucho para cuando llegue a los 40 años decir que lo intenté, independiente de lograrlo o no, pero no quedarme con la duda si lo hubiera logrado o no.

De lo que ha podido palpar hasta el momento, ¿Cómo ven allí la música popular colombiana?

Tenemos claro que nosotros no podemos vestirnos de mariachi para ir a cantar allá, porque no nos van a creer. Lo que tenemos que hacer es mostrarnos nosotros como género, y es algo que ya está ocurriendo, ya nos están conociendo, nos están escuchando, los medios saben que existimos. Lo que falta es el toque, que se meta una o dos canciones de lo que estamos haciendo en el país como Regional colombiano, y estoy seguro que la logramos.

Yo llego a los principales canales de televisión en México y ya me abren las puertas, porque van y miran mis números y encuentran que hay una historia.

Algo pasará, no sé cuándo, pero pasará. No necesariamente conmigo, porque somos varios en ese proceso, como Alzate, Paola Jara, Pipe Bueno o Jessi Uribe que están empezando a sonar allá.

¿Indispensable que se note que es un género musical y no sólo un artista?

Es clave, porque así se pegaron ellos aquí, como un movimiento, con muchos artistas, con mucha música y mucha presencia en los escenarios colombianos. Si no existe un movimiento detrás de un género musical, no pasaría nada con eso.

¿Internacionalización sin descuidar el mercado colombiano?

Es una de las cosas que siempre he tenido en mi cabeza, que aunque tengo todo el proyecto de la internacionalización, no descuidar a mi público colombiano, y no lo haré, porque siempre será más importante mi público que cualquier otra cosa.

Esa es otra de las razones por las cuales, para este disco, lo hicimos con todos los instrumentos que siempre han caracterizado mi música, y con ellos, evolucionamos  en los arreglos.

¿Ahora apoyando ahora nuevo talento?

Siempre ha estado en mi cabeza, era un reto personal el apoyar el nuevo talento. Siempre digo que uno viene a servir y debe estar agradecido, porque en mi caso, tras tres años de golpear puertas, encontré a unas personas que me apoyaron y me ayudaron al arranque de mi carrera.

Empezamos una especie de disquera y contamos con tres artistas con los cuales vamos muy bien, que estamos cuidando los detalles y pronto tendrán noticias de ellos.

¿Qué tal la experiencia como asesor en La Voz Kids, donde se demuestra la gran afición de la música popular entre los niños?

El 70% de los niños se presentaron a ‘La Voz Kids’ interpretando música popular colombiana, lo que demuestra el peso que tiene nuestro género en el país, con una fuerza que ha logrado en los últimos cuatro años y que sigue en aumento, por lo que la experiencia ha sido única.

¿Cómo fue la experiencia de su gira por Estados Unidos tras la pandemia?

Hicimos diez fechas, de las cuales ocho fueron lleno absoluto, y nos metimos en ciudades a las cuales nunca se había presentado un artista colombiano de música regional colombiana. Siempre se iban a las mismas ciudades, como Orlando, Miami y Boston, pero esta vez, llegue a ciudades que incluso no sabía que existían y ciudades como Atlanta donde artista de mi género no había llegado. Es abrir camino, mostrando el género hasta que algo pase.

¿Qué tal la experiencia del volver a escena?

Yo antes de la pandemia venía como un tren bala, hacía entre 22 y 28 shows mensuales, descansando tres o cuatro días, por lo que llegó la pandemia y quedé como en una bicicleta estática, con toda la velocidad en mi cerebro pero quieto.

Tras la pandemia, la gira por Estados Unidos me dio muy duro, con el trasnocho, las distancias tan largas. Se siente el cambio, pero ya estamos agarrando el ritmo, con conciertos en diferentes partes del país.

/Colprensa

Notas Relacionadas