‘No fui yo la que se robó esa plata’

La votación sobre la permanencia de la Ministra quedó para el martes. Sin embargo, todo indica que la ministra contaría con el apoyo de las mayorías, es decir, que tendría al menos 90 representantes que rechazarán la moción.  

Con documentos en mano y con un reporte pormenorizado de cómo actuó el Ministerio de TIC y ella en particular, la ministra Karen Abudinen se defendió por más de una hora en la moción de censura que le tramitaron en la plenaria de la Cámara los partidos de la oposición.

Abudinen, de entrada le dijo a los representantes que citaron la moción que no va a renunciar, tal y como se lo reclamaron en la sesión. “No fui yo la que se robó la plata. Me dicen que mi responsabilidad política es la de renunciar, mi deber era denunciar el hecho de corrupción ante la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría”.

La funcionaria sostuvo además que “mi responsabilidad política es la de destapar la corrupción dentro y fuera del Ministerio. Esta es mi responsabilidad política, acá estoy poniendo la cara. Señores representantes los he mirado y he escuchado sin temor, porque lo más importante es la conciencia, cuando se actúa con vehemencia y transparencia siempre está la verdad”.

En su defensa, la ministra dijo que declaró la caducidad del contrato “sin contemplaciones” a los socios de esa unión temporal y señaló que eso les significa la muerte para contratar para siempre con el Estado.

La ministra además le pidió a los representantes León Fredy Muñoz y Katherín Miranda, que no le difamen sobre supuestas reuniones que ella supuestamente tuvo con los representantes de Centros Poblados, en donde se habría pactado la forma en que se beneficiarían.

Ante los cuestionamientos de la oposición por una presunta cercanía con la procurador Margarita Cabello, también de Barranquilla como ella, la ministra dijo que en al menos 15 veces ha tenido contacto con ella durante este proceso, porque en su responsabilidad le ha tenido que entregar información.

“Uno no se atornilla a los cargos, uno se debe atornillar a llevar esto hasta las últimas consecuencias, de eso sí estoy atornillada y esto no va a quedar aquí. Renunciar sería lo más fácil para los corruptos, pero saben que tienen una enemiga, no me resigno”, declaró la ministra.

MÁS RECRIMINACIONES QUE NUEVAS PRUEBAS 

La cuarta moción de censura que se adelantó a uno de los ministros del presidente Iván Duque, mantuvo la misma línea de las anteriores, muchas recriminaciones, solicitudes de renuncia y hasta señalamientos de posibles delitos, pero no se presentó nada nuevo en la presunta responsabilidad directa de la ministra de las TIC, Karen Abudinen en la pérdida de $70.000 millones del contrato que firmó su cartera con la unión temporal Centros Poblados para llevar internet a las escuelas y colegios en las zonas más necesitadas del país.

La moción convocada por la oposición arrancó sobre las diez de la mañana, y fueron los representantes León Fredy Muñoz y Katherine Miranda los primeros que intervinieron, quienes en primer lugar le pidieron que renuncie a su cargo por haber permitido que se dieran las irregularidades en el contrato.

“Ministra a usted los colombianos ya la censuraron, se perdieron 70 mil millones de pesos y se corre el riesgo de que sean más en los próximos días”, señaló el congresista. A su turno la congresista Miranda hizo un repaso de los socios de la controvertida alianza y consideró que en las mismas estuvieron detrás el empresario Emilio Tapias y el exgobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, los dos condenados por corrupción.

Incluso le indicó a la ministra que su responsabilidad se da por qué hizo parte del entrada de corrupción o porque no ha sido capaz de cumplir con uno de los compromisos de su cargo, cuidar los recursos públicos como sagrados.

El representante a la Cámara Germán Navas, manifestó que si bien Abudinen no se robó el dinero sí tiene una responsabilidad de peculado culposo, “usted pudo haberlo evitado si hubiera tenido la previsión y dejó eso en manos de sus amigos, en manos de la bancada costeña”.

La sesión se ‘calentó’ cuando la oposición pidió que se le diera la palabra a la periodista Paola Herrera, quien es la que ha liderado en los medios de comunicación de las irregularidades del contrato, incluyendo la presentación de documentos falsos entre ellos uno del Banco Itaú.

Aunque la comunicador pudo intervenir, previamente se dio una discusión porque el representante citante Muñoz sostuvo que el gobierno estaba llamando a los partidos para que no la dejaran hablar. El tema se superó y Herrera intervino para recordar su investigación.

La oposición igualmente criticó que al debate hubiesen asistido varios ministros, entre ellos los de Hacienda, Trabajo y el de Interior entre otros, quien fueron en acompañamiento a Abudinen. Igualmente tras denuncia del representante Mauricio Toro, fue retirada del Salón Elíptico la jefe de prensa del Mintic, quien estuvo trinando desde su cuenta en contra de los citantes del debate.

La defensa a la ministra se dio en particular por la bancada del Centro Democrático, la conservadora, Cambio Radical. Del uribismo el representante Óscar Darío Pérez cuestionó que a la ministra ya se le estaba juzgando sin que tuviese derecho a defenderse en especial ante un juez. Margarita Restrepo, también del CD, aseguró que la ministra sí actuó de manera oportuna y así lo demostraron las acciones que adoptó.

Del Partido de la U, la representante Mónica Raigosa, le pidió a la ministra que agilice las investigaciones para que los responsables sean los que respondan prontamente, por lo que le insistió que solicite a los entes de control sus decisiones.

Tras seis horas de debate, pasadas las cuatro de la tarde el debate de la moción de censura avanza en la plenaria de la Cámara.

/Colprensa

Notas Relacionadas